«IGUAL A TI» se adapta a la pandemia para seguir prestando servicio a los discapacitados intelectuales

Asociacion IGUAL A TI (2)
El personal de "IGUAL A TI" ha hecho un gran esfuerzo de adapración a las condiciones de pandemia

La Asociación IGUAL A TI ha presentado en la Asamblea anual de socios su memoria del año 2020. En ella hace balance de un año complicado, marcado por la adaptación de todas sus actividades y servicios a la pandemia del Covid-19.

En la memoria se describe cómo en marzo del año pasado las prioridades de la entidad, inevitablemente, cambiaron; y todos los esfuerzos de la asociación se centraron en la gestión de una crisis sanitaria mundial sin precedentes. Desde el inicio del estado de alarma, y a lo largo de todo el año, la entidad ha tenido que actuar para adaptarse a las diferentes normativas en vigor de cada momento con el objetivo de evitar la propagación del virus. Esto ha supuesto adaptar la prestación de servicios a todas las personas con discapacidad intelectual y sus familias que forman parte de la asociación para seguir garantizando el apoyo individual y personalizado que defiende IGUAL A TI.

La entidad ha logrado mantener el apoyo a las personas con discapacidad intelectual tanto de forma presencial como de forma telemática durante el periodo de cierre. En ese momento los seguimientos se realizaron de forma telefónica y se crearon canales de comunicación con las familias mediante el envío semanal de correspondencia postal y electrónica con el objetivo de proporcionarles información de primera mano, así como pautas y recomendaciones para mantener las rutinas y sobrellevar la situación.

A nivel interno, la pandemia ha implicado gestionar en la asociación el cierre de centros, elaborar numerosos y diversos planes de contingencia, planificar escaladas y desescaladas en función de los indicadores epidemiológicos, adaptar la infraestructura de los centros a la nueva situación, y diseñar y gestionar nuevos turnos de trabajo, así como crear otros nuevos de apoyo de unos servicios a otros.

La pandemia ha sido un reto para los centros que forman parte de la asociación. El Colegio de Educación Especial Los Ángeles dio apoyo telemático y telefónico diario a su alumnado durante los tres meses que duró el confinamiento inicial. En junio de 2020, parte del alumnado volvió a las aulas para realizar terapias concretas y especializadas. Toda la plantilla se preparó para este momento y recibió toda la formación e información para adecuar las instalaciones y las actividades adoptando todas las medidas de prevención e higiene necesarias.

El inicio del curso 2020-21 fue diferente y comenzó con la elaboración de un plan de contingencia para hacer del colegio un entorno seguro tanto física como emocionalmente. Para ello, se establecieron medidas de prevención y protección adaptadas a cada una de las etapas educativas. Fueron necesarios muchos cambios para adaptarse a la nueva situación. Así, se implantó la jornada continua, se establecieron horarios de entrada y salida al centro por grupos para evitar las aglomeraciones. También se crearon turnos para salir al recreo y se implantaron señales en todos los espacios del centro para marcar los desplazamientos. Y, por supuesto, se establecieron grupos de convivencia estables.

En los Centro de Atención Diurna (Domingo Ochoa en Logroño y Áncora en Calahorra), que engloban, cada uno de ellos, los servicios de Centro de Día y Centro Ocupacional; el 2020 ha supuesto también un esfuerzo mayúsculo para lograr que las personas con discapacidad intelectual lograsen mantener una rutina durante el confinamiento. Un aspecto clave para no experimentar un retroceso en sus avances. Para ello, se adaptó material específico para cada persona, se dio apoyo diario de forma telefónica y se envió material para trabajar en casa. Cuando las personas con discapacidad fueron incorporándose paulatinamente a los centros, se crearon grupos reducidos y se adaptaron las actividades y los apoyos.

Sin duda, el 2020 también ha sido todo un reto para las residencias de la entidad (Los Valles en Logroño y Valle del Cidacos en Calahorra). Proteger a los y las residentes durante la pandemia del covid-19 ha sido el objetivo principal. Pero el reto ha sido doble porque no solo había que proteger la salud de los residentes, y por tanto de los profesionales, sino que también era fundamental crear un ambiente acogedor y reorganizar las residencias para hacer de ellas un entorno adecuado para convivir durante meses sin poder salir. Así, durante el confinamiento, hubo muchas iniciativas para seguir manteniendo el contacto con las familias y con las entidades con las que existe un estrecho vínculo: se grabaron vídeos, se decoraron las ventanas con mensajes de ánimo, se organizaron videollamadas…

 

La entidad en datos

A lo largo del año 2020, la Asociación IGUAL A TI ha prestado apoyos a un total de 547 personas con discapacidad intelectual. La mayor parte son hombres, pues los varones representan un 59,6%, mientras que las mujeres son el 40,4% restante. El análisis de la distribución por edades de las personas con discapacidad intelectual adultas que son apoyadas por la entidad evidencia que la mayoría tiene más de 46 años. Por debajo de esta edad solo se sitúa el 45% de la población apoyada. Además, casi el 15% supera los 60 años de edad. En cuanto a la población escolar, hay cinco personas en la franja de los tres a los cinco años; 32 en el tramo de edad comprendido entre los seis y los 15; y 40 tienen entre 16 y 21 años.