La AEC y Marea Blanca preocupados por la nueva normativa para las residencias de mayores

Aseguran que exonera de sanciones a los centros privados en caso de incumplimiento de la ley vigente respecto a los ratios de profesionales y residentes

AEC

La Asociación de Enfermería Comunitaria en La Rioja (AEC) ha manifestado en una nota de prensa su «desconcierto y gran preocupación» por la medida recientemente publicada en el BOR del 24 de Enero sobre imposición de penalidades en los contratos de servicios de atención residencial y centros de día para personas mayores de La Rioja.

De la misma manera se pronuncia el movimiento «Marea Blanca La Rioja», según la cual «la consejera de Salud y Políticas Sociales no ha entendido nada de lo ocurrido en las residencias de mayores con los efectos de la pandemia por COVID 19 y que puso de manifiesto la debilidad estructural de las residencias privadas».

Según los colectivos de enfermería, esta directiva modifica las condiciones y exonera de sanciones a las empresas gestoras de las residencias de mayores de nuestra comunidad en caso de incumplimiento de la ley vigente respecto a los ratios de profesionales y residentes, con el pretexto de la falta de profesionales, sobretodo médicos y enfermeras.

«Por todos es conocido las condiciones y precariedad laboral y económica de dichos profesionales en los citados establecimientos socio sanitarios privados, haciéndolos muy poco atractivos laboralmente, lo cual da lugar a la escasez de personal sanitario», explica el colectivo profesional según el cual, esta circunstancia «repercute directamente en la calidad y cantidad de los cuidados que se proporcionan con repercusiones inmediatas y directas sobre la calidad de vida e indicadores de mortalidad en nuestros mayores, como quedó al descubierto durante la pandemia del SARsCOV2, así como en la sobrecarga asistencial que se realiza sobre otros ámbitos asistenciales sanitarios, como son la atención primaria y la hospitalaria públicos ambos ya muy tensionados y sobrecargados, para beneficio de intereses privados».

digitalízate banner alargado

La AEC insta a que el Gobierno de La Rioja, «no ponga en peligro la salud de los residentes ya que, con estas decisiones, en lugar de velar por los cuidados de calidad de los mayores, y la tranquilidad de sus familias, puedan atender a otro tipo de intereses, no precisamente de carácter sanitarios».

Así, la AEC cree que eximir a los centros de la contratación de personal de enfermería cualificado priva a los residentes de cuidados adecuados, «poniendo en serio riesgo la salud (e incluso la vida) de estos riojanos».

Por todo ello consideran que es labor del Gobierno de La Rioja «velar con la inspección de los citados establecimientos para dejar de ponen en riesgo la vida de los riojanos más frágiles, nuestros mayores».

«La supuesta falta de profesionales, se viene abajo cuando se constata que en 2023 había más de 3.000 enfermeras inscritas como demandantes de empleo. Lo cual demuestra que son las paupérrimas condiciones laborales y económicas las que condicionan esa supuesta escasez de profesionales de estos centros; argumento que queda reforzado si los comparamos con centros sociosanitarios en comunidades limítrofes y a escasos kilómetros de Logroño», dice la AEC.