La alcaldesa reclama más efectivos de la Guardia Civil para Calahorra ante la preocupante situación de inseguridad

JUNTA DE SEGURIDAD 29-02-24
Junta de Seguridad reunida el 29 de febrero pasado

La alcaldesa de Calahorra, Mónica Arceiz, ha convocado esta mañana una rueda de prensa de urgencia para expresar su preocupación por la situación de inseguridad de la ciudad, donde el pasado viernes un joven resultaba herido de gravedad por apuñalamiento en una pelea. Una situación muy complicada porque según Arceiz, la Guardia Civil con poco más de la mitad de efectivos en plantilla, tiene que atender no solo a Calahorra sino a toda la Rioja Baja.

Arceiz ha declarado que, de momento, se va a reforzar el servicio de la Policía Local y que la concejal de Seguridad ha convocado una reunión «para ver cómo afrontar la situación, qué podemos hacer y qué medidas adicionales podemos tomar en tanto que los efectivos de guardia civil no llegan». La alcaldesa hacía estas declaraciones respondiendo a la prensa sobre la posibilidad de que Calahorra cuente con Policía Nacional.

Pero antes ha querido dejar claro que desde el primer día de llegar al Ayuntamiento, su equipo de gobierno está haciendo «todo lo que está nuestra mano» por revertir la altas tasas de criminalidad que sufre Calahorra, que casi doblan las de Logroño.

Mónica Arceiz ha defendido la profesionalidad de los cuerpos de seguridad al tiempo que ha culpado al Ministerio de tener a esta ciudad sin los suficientes agentes de la Guardia Civil.  «De hecho -ha comentado- en los sucesos del viernes, la Guardia Civil no se encontraba en esos momentos en Calahorra y llegaron más tarde».

«Nos encontramos con una plantilla de la Policía Local muy mermada, a la que le faltaban trece policías de una plantilla de 54, y con una Guardia Civil que no tiene efectivos para ser autosuficientes. Esta es la herencia que nos dejó el anterior gobierno», ha declarado Arceiz para concluir que los altos índices de criminalidad que afectan a Calahorra no se pueden revertir «en el poco tiempo que llevamos».

En lo que respecta a la Guardia Civil, ha explicado que «dependemos de otros cuarteles para que haya una sola plantilla y que esta además debe atender a toda la Rioja Baja; es decir, que si se recibe aviso de cualquier localidad por ejemplo, desde Cervera, nuestra ciudad no tiene guardia civil».  Arceiz se ha quejado de que «no solo no llegan las patrullas habituales sino que ni siquiera llegan los refuerzos. Y entiendo que en esta situación que vivimos, al menos la plantilla tendría que ver reforzada su seguridad, o que esté cubierta la plantilla con los efectivos», ha añadido.

Preguntada por el número real de la plantilla de la Guardia Civil, Arceiz ha dicho que falta casi la mitad, precisando que según sus informaciones, «de 43 efectivos hay 16 vacantes para toda La Rioja Baja» . Así las cosas, la alcaldesa  ha transmitido la impresión de que Calahorra se encuentra abandonada a su suerte, toda vez que asegura haberlo hablado reiteradamente con la Delegada del Gobierno en La Rioja, en quien ha encontrado «buenas palabras, pero lo hechos han sido insuficientes».

Arceiz también ha querido poner en contraste la «herencia del anterior gobierno socialista» y su gestión de su gobierno municipal, argumentando que «en estos cuatro meses, la Policía Local ha realizado casi las mismas horas extras que en todo el año pasado. Y lo hemos decidido así -subrayaba- porque los calagurritanos se merecen esta presencia que otros cuerpos no están cubriendo por carecer de efectivos».

También ha recordado Arceiz que este año, «hemos incrementado en un agente la plantilla de la Policía Local», y que «en el último trimestre de este año la  plantilla estará completa porque hemos convocado todas las plazas vacantes para llegar a los 55 agentes».

Por otra parte, ha recordado que ha sido bajo su mandato cuando se han instalado 13 nuevas cámaras de seguridad en diferentes puntos de la ciudad hasta contar con un total de 26 cámaras y que el Ayuntamiento cuenta con una partida de 200.000 euros para instalar más cámaras y que estas sean cámaras de seguridad.

La diferencia entre una cámara normal y una de seguridad, ha explicado, es que ésta puede tomar imágenes de aceras y plazas, y no solo del tráfico. Para la alcaldesa es muy importante que el Ministerio conceda a Calahorra este tipo de cámaras y así lo ha pedido expresamente a la Delegada del Gobierno «porque su apoyo es imprescindible para poder obtenerlo». También ha dicho que  tras el suceso del viernes, no le ha llamado nadie de la Delegación del Gobierno.

Mónica Arceiz no ha querido terminar su alocución sin lamentar lo sucedido el viernes y «trasladar nuestro apoyo a la familia». Finalmente ha cargado contra el Partido Socialista por «aprovechar este desafortunado y trágico suceso para intentar sacar rédito político».

 

0- banner FER Genérica 1