La Campaña de la DGT sobre control del transporte escolar concluye con 34 denuncias

Muchas de las denuncias se suelen producir por la falta de martillos rompevidrios de emergencia que algunos estudiantes sustraen de los autobuses en los que viajan

autobuses

La Campaña de la DGT sobre intensificación de control del transporte escolar, que se desarrolló del 30 de noviembre a 4 de diciembre, ha concluido con 120 controles, 22 vehículos denunciados y 34 denuncias en La Rioja,

En concreto, la Guardia Civil de Tráfico controló 57 vehículos y de ellos, 21 resultaron denunciados y se interpusieron 33 denuncias.

Asimismo, en la campaña de control del transporte escolar, también participaron las policías locales de Alfaro, Calahorra, Lardero, Logroño y Santo Domingo de la Calzada. Por su parte, controlaron un total de 63 vehículos, denunciaron a uno de ellos y se interpuso una denuncia.

LOS MARTILLOS DE SEGURIDAD

Aunque el parte de la Delegación del Gobierno no indica en esta ocasión las causas de las denuncias tramitadas, LA BRÚJULA ha podido saber que muchas de las denuncias que se ponen a vehículos de transporte escolar se deben a la falta de martillos romprevidrios junto a las ventanillas de emergencia de los autobuses. Y es que ocurre que éstos elementos deben ser continuamente repuestos ya que algunos estudiantes –sobre todos los más adultos– los sustraen día tras día en una actitud que va en contra de su seguridad y que produce cargas económicas a las empresas de transporte de viajeros, sin que se pueda hacer mucho por evitarlo.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE