La CHE encarga la retirada de cañas invasoras en el tramo final del Cidacos

Los embalses riojanos casi al 65% de su capacidad

retirada de cañaverales copia
La alcaldesa y la concejal de Medio Ambiente (segunda y cuarta por la izquierda) con los técnicos de la CHE y de TRAGSA en la zona de actuación

Contratada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), la empresa TRAGSA está eliminando las poblaciones de caña común (arundo donax) en el cauce del río Cidacos, cerca de su desembocadura en el Ebro. 

El objetivo de estos trabajos, que se van a realizar durante varios meses, se centra en la eliminación de esta especie invasora que impide el crecimiento de especies autóctonas y que, al parecer, no protege los márgenes de los ríos de la erosión ante avenidas y riadas.

En primer lugar, se procede a la trituración de las masas de cañaverales, trabajos que se están llevando a cabo en estos momentos. Posteriormente, las zonas serán cubiertas con una lámina de plástico negro durante 10 meses para que el rizoma de las cañas muera por pudrición. Pasado ese tiempo, se retirará la capa de plástico restaurará la ribera mediante la plantación de especies autóctonas arbustivas y arbóreas.

Estos trabajos se extenderán en un área de más de 3.000 metros cuadrados  en el tramo del río comprendido entre la zona de la EDAR(Estación Depuradora de Aguas del Cidacos) y la desembocadura del río.

Además de este proyecto, enmarcado en el programa “Ebro resilience” que la CHE está desarrollando en diferentes localidades de este tramo del río, el Ayuntamiento de Calahorra ha negociado la limpieza y retirada de vertidos y escombros situados en el entorno, especialmente en el soto contiguo a la planta depuradora de aguas, para adecentar y limpiar la zona dejándola libre de residuos, de cañas y ampliando esta mancha de soto con una repoblación.

La CHE destina 1,2 millones de euros, de los cuales en torno a 400.000 euros se invierten en La Rioja dentro del programa de lucha contra especies invasoras.

La alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido y la concejal de Medio ambiente, Rebeca Sáenz, se han desplazado esta mañana a la zona para comprobar el avance de los trabajos.  En su visita han estado acompañadas por técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y responsables de la empresa TRAGSA.

 

LOS EMBALSES DE LA RIOJA CASI AL 65% DE SU CAPACIDAD

Por otra parte, en el informe periódico de la CHE sobre el estado de la reserva de agua, se aprecia que a día de hoy –al comenzar la primavera– los grandes embalses riojanos se encuentran al 64,8% de su capacidad, si bien los volúmenes individuales oscilan entre el 94,4% del embalse de González Lacasa y el 14,1% de la presa de Terroba.

El que más nos afecta a Calahorra es el embalse de Enciso sobre el que ya informamos recientemente que se encuentra casi a la mitad de su llenado y escalón de parada a la espera de elevar su nivel otros cinco metros.

La capacidad total del embalse de Enciso es de 46,2 Hectómetros cúbicos y actualmente contiene 19,6 Hectómetros cúbicos por lo que se encuentra, concretamente, al 42,4% de su volumen.

CLASES PARTICULARES BANNER