La CHE pide a los Ayuntamientos de la Cuenca de Ebro que adopten ya medidas de ahorro de agua

El objetivo es actuar ahora para "hacer frente a un verano que puede ser complicado"

pantano estanca perdiguero
Pantano Estanca-Perdiguero en Calahorra (archivo)

Si ayer resumíamos las malas impresiones de la Comunidad General de Regadíos acerca de la preocupante situación del campo ante la escasez de agua, también este miércoles la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) informaba de que ha remitido un escrito a numerosos ayuntamientos y a todas las diputaciones provinciales de la Cuenca   recomendado que valoren su situación respecto al abastecimiento.

El organismo de cuenca publica cada mes un informe de indicadores que muestra un  progresivo deterioro. Ello motiva la necesidad de que las administraciones locales «pongan en marcha estrategias para hacer frente a un verano que puede ser complicado en algunas zonas. Algunos sistemas de abastecimiento ya las han comenzado a aplicar».

Teniendo en cuenta que los ayuntamientos son los que mejor conocen la situación en la que se encuentra cada municipio,  la Confederación recomienda a cada ayuntamiento que, «a partir de la valoración de su situación, realice una adopción temprana de medidas«.

Algunas de las medidas que sugiere la CHE son campañas de concienciación a la población para hacer un uso responsable del agua «y, en su caso, restricciones para asegurar el suministro en un año que se prevé complicado».

Por otra parte, la CHE recuerda que el Plan Especial de Sequía de la cuenca del Ebro está revisándose en estos momentos y que ya se ha iniciado su consulta pública a partir de la publicación en el BOE del 30 de marzo de 2023. El plazo es de 3 meses, finalizando el 30 de junio de 2023.

«Se está abierto a recibir cualquier sugerencia de mejora que permita lograr entre todos el mayor acierto en la gestión de un recurso tan valioso como es el agua» finaliza el comunicado de la CHE.

banner el pollo del abuelo