La Comunidad General de Regadíos de Calahorra dona 5.000 euros a Cruz Roja para paliar la crisis humanitaria de la guerra de Ucrania

donación regantes a Cruz Roja para Ucrania. Jaime José Caballero y Miguel Legarre
Miguel Legarre (dcha.) entrega la donación de los regantes al coordinador regional de Cruz Roja, Jaime José Caballero

La Comunidad General de Regadíos de Calahorra ha donado 5.000 euros para paliar la emergencia humanitaria producida por la guerra de Ucrania. El importe ha sido entregado a Cruz Roja esta mañana en las oficinas que los regantes tienen en la calagurritana calle Cavas.

En el acto han estado presentes el presidente de los regantes, Miguel Legarre, y el coordinador de Cruz Roja en La Rioja, Jaime José Caballero, que han explicado respectivamente el sentido de la donación y el destino que se le dará.

El secretario técnico de la Comunidad General de Regadíos, Fernando Morales, ha intervenido en primer lugar para comentar que “los acontecimientos en el corazón de Europa no están dejando indiferente ni a la sociedad española, ni a la riojana y, por supuesto, no le resulta indiferente a los regantes de Calahorra”.

Según el secretario de los regantes, la donación parte de la iniciativa de su presidente, Miguel Legarre, y fue aprobada el pasado jueves por unanimidad de los 13 miembros que componen la junta de gobierno de esta corporación de derecho público.

Así, este colectivo “demuestra su implicación con la sociedad” como ya lo ha hecho en otras ocasiones propiciando y sufragando iniciativas culturales. En este sentido Morales ha recordado que financió la investigación y publicación de un libro sobre la Alcaldía de Campo, el Monumento a los Agricultores del parque de la Era Alta o la frecuente colaboración con Amigos de la Historia en su revista Kalakorikos.

Ahora es tiempo de otro tipo de colaboración, la de tipo solidario y, como ha comentado Miguel Legarre, “aunque no hemos hecho un referéndum entre los 3.600 regantes –de toda la comarca y zona de influencia– que están integrados en la comunidad, estamos seguros de tenemos su respaldo mayoritario y de que se sentirán orgullosos y contentos porque la donación refleja su generosidad”. Legarre considera justo que un organismo que gestiona las infraestructuras de riego en unas 5.000 hectáreas de terrenos agrícolas –concretamente 5.140– entregue un euro por hectárea para una causa tan justa.

Fernando Morales ha finalizado diciendo que no debemos olvidar “otras crisis humanitarias y necesidades sociales urgentes que tenemos a la puerta de nuestra casa y en donde a todos, por responsabilidad cívica, ética y moral, nos toca echar una mano”.

 

UN DINERO BIEN APROVECHADO EN DESTINO

Por su parte, El coordinador autonómico de Cruz Roja ha agradecido reiteradamente esta colaboración y ha destacado que “las contribuciones económicas a la Cruz Roja u otras organizaciones que atienden a solicitudes de apoyo en la zona de conflicto permiten responder de manera más eficiente a las necesidades de la población”. De hecho, Cruz Roja Española ya envió en la primera semana del conflicto 25.000 euros de su Fondo de Emergencias a Ucrania.

Cruz Roja no tiene previsto abrir centros de acopio de alimentos, ni medicamentos ni de otro tipo de artículos. La organización garantiza que, con las donaciones económicas recibidas, las personas reciben el apoyo que necesitan, y que éste es más eficaz y eficiente.

Según ha explicado Caballero el dinero de la donación será directamente enviado a destino junto con otras donaciones económicas de toda España: “Puede ser muy difícil clasificar, almacenar, transportar y distribuir bienes como ropa, alimentos, artículos del hogar, medicamentos”. Por eso, según ha venido a decir, lo mejor es enviar el dinero en metálico con lo que se consiguen tres efectos positivos: evitar los gastos que generaría el transporte de bienes y productos de primera necesidad adquiridos aquí, emplear el dinero en lo más necesario y –al comprar directamente en destino– repercutir positivamente en la economía del país afectado y de los países que están acogiendo a los refugiados paliando así los gastos que la acogida produce.

Caballero ha querido dejar claro que, si bien ahora se ha puesto el foco en Ucrania, “Cruz Roja lleva 30 años con el trabajo de ayuda a refugiados”. Sin ir más lejos la semana que viene llegará a La Rioja un grupo de refugiados sirios, según ha revelado.

En el caso de los ucranianos se lleva a cabo una labor no sólo de suministro de alimentos y productos de primera necesidad sino también de alojamiento y tramitación de permisos de residencia, trabajo y escolarización para los más pequeños.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE 2022