La Diócesis suspende todas las procesiones y actos de devoción popular en la vía pública durante la Cuaresma y Semana Santa

Anima a las parroquias, comunidades y movimientos, cofradías y hermandades a promover celebraciones piadosas en el interior de los templos y espacios eclesiales amplios, respetando el aforo vigente y todas las medidas de prevención

procesión última cena
Por segundo año consecutivo no veremos escenas como la subida de los pasos por las escaleras de San Francisco

La Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño ha suspendido “todas las procesiones y actos de devoción popular en la vía pública” durante la Cuaresma y Semana Santa. Así lo dice en una nota remitida por su gabinete de prensa y que reproducimos íntegramente:

“Ante la actual situación sanitaria derivada de la pandemia de la Covid 19 que está afectándonos de modo tan intenso a todos, a la vista de la normativa vigente, y ante la proximidad de la Cuaresma y la Semana Santa, tras consultar al director del Secretariado Diocesano de Hermandades y Cofradías y atendiendo las indicaciones aportadas desde las Juntas de Gobierno de las cofradías de Semana Santa, os comunico:

La suspensión de todas las procesiones y actos de devoción popular en la vía pública en todas las poblaciones de la Diócesis a partir de esta fecha, ya fueran organizados por los cabildos, las parroquias, hermandades y cofradías, asociaciones parroquiales, cofrades u otro grupo de fieles.

Os animo a mantener los templos abiertos el mayor tiempo posible durante la Cuaresma y la Semana Santa, para que los fieles puedan acudir a las celebraciones a orar ante las imágenes sagradas de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y de la Soledad dolorosa de su Madre y nuestra Madre.

Animo también a las parroquias, comunidades y movimientos, cofradías y hermandades a promover celebraciones piadosas en el interior de los templos y espacios eclesiales amplios, respetando el aforo vigente y todas las medidas de prevención, con el fin de mantener vivas la piedad y las tradiciones religiosas de nuestra tierra riojana.

Sería importante que las cofradías, al no poder salir procesionalmente, en su día correspondiente de Semana Santa tuvieran una celebración litúrgica o piadosa en su sede canónica o en un templo adecuado, siempre cumpliendo la normativa vigente, para mantener vivo el espíritu evangélico que cada año los anima a dar público testimonio de su fe. Sería muy oportuno que dichas celebraciones fueran accesibles on line.

Propongo encarecidamente que todos – parroquias, cofradías, comunidades, familias hagamos un esfuerzo real de caridad, solidaridad y cercanía -mediante signos visibles y eficaces de comunión y ayuda fraterna- con aquellos que están padeciendo más dura y angustiosamente las consecuencias de la pandemia. Ellos, los más abandonados, frágiles y vulnerables, son los “pasos” vivientes en los que se manifiesta y hace palpable el rostro sufriente de Jesucristo. Y cada uno de nosotros está llamado a ser cirineo generoso de sus hermanos, que es serlo de Jesús.

La Delegación de Liturgia nos ofrecerá recursos para preparar las celebraciones de la Semana Santa y, en coordinación con el Secretariado Diocesano de Hermandades y Cofradías, promoverá diversos actos -podrán seguirse en los Medios de Comunicación de la Diócesis- que nos ayudarán a vivir cristianamente la Cuaresma y la Semana Santa, y de modo singular el Triduo Pascual.

Unidos al Señor de la Vida, seguimos pidiendo a Dios por todos los fallecidos en esta pandemia, por sus familiares, por los enfermos y marginados, y por tantos buenos samaritanos que, solidarios en el sufrimiento, consuelan, acompañan, curan y contribuyen a aliviar el sufrimiento y a ir adelantando soluciones a esta situación tan precaria y dolorosa”.