La FRM y el Colegio de Enfermería, también en contra del cierre de las Urgencias

Urgencias Centro de Salud 2 copia
Zona de Urgencias del Centro de Salud de Calahorra

La Federación Riojana de Municipios (FRM) y el Colegio de Enfermería de La Rioja han remitido sendas notas de prensa en las que se manifiestan absolutamente contrarios al Plan Estratégico de Atención Primaria ideado por el Servicio Riojano de Salud (Seris).

La semana pasada fueron sucediéndose comunicados de partidos políticos como el PP o Vinea La Rioja contra la «el recorte sanitario que disfrazado de modificación supondrá la sustitución de las Urgencias de los centros de salud por cinco ambulancias –cuatro de ellas sin personal médico– para el traslado de enfermos a urgencias de los hospitales San Pedro y Fundación Hospital de Calahorra». Paralelamente y en el mismo sentido se han pronunciado alcaldes –el de Ausejo convocó una concentración de protesta el sábado– el sindicato de funcionarios CSIF, el colectivo Marea Blanca La Rioja y el comité de empresa de Fundación Hospital de Calahorra.

Este último explicaba con detalle las negativas consecuencias que esto tendrá para las poblaciones que perderán los fines de semana y festivos sus respectivos servicios de Urgencias locales, así como la repercusión en Fundación Hospital de Calahorra, que además de esta carga extra, tendrá que asumir el incremento de pacientes con una cartera ampliada en 14.500 personas de la ribera de Navarra en virtud del convenio recientemente firmado con esta vecina comunidad.

Las dos últimas voces contrarias al Plan Estratégico de Atención Primaria han sido la Federación Rioja de Municipios (FRM) y el Colegio de Enfermería de La Rioja.

El representante de los municipios, Daniel Osés, ha reiterado «la necesidad de la retirada del plan de reestructuración«, advirtiendo que «ha provocado gran preocupación y rechazo entre la población, representantes municipales y profesionales médicos». Osés califica la medida de «injustificada» y «aún más incomprensible un momento de crisis sanitaria en la que todavía nos encontramos».

Para el presidente de la FMR «Los municipios riojanos tienen derecho a unos servicios de atención de Urgencias en Atención Primaria que en vez de ser fortalecidos procurando la incorporación de profesionales en sustitución de las vacantes existentes, se renuncia a un servicio de calidad en detrimento, y no como complemento, de ambulancias dotadas en algunos casos, simplemente, por técnicos de transporte e, incluso, prescindiendo de algún Punto de Atención Continuada».

Ante esta «situación perjudicial para los municipios riojanos», especialmente, en determinadas zonas acechadas por el problema de la despoblación así como municipios con numerosa población vulnerable, Osés ha señalado que «no podemos permitirnos dejar desprotegidos a todos los vecinos que en esta nueva situación se quedarían a merced de la existencia de un servicio itinerante de ambulancias a cambio de la desaparición de los recursos humanos médicos». 

Asimismo, el Presidente de la FRM muestra la preocupación por el temor a la desaparición paulatina de este servicio que también inquieta a los profesionales sanitarios rurales que día a día realizan su trabajo con total entrega y profesionalidad.

Por todo lo expuesto, Daniel Osés, insta al Gobierno de La Rioja «al mantenimiento de la prestación de una Atención Primaria de calidad para garantizar la salud de los riojanos que viven en el medio rural no reduciendo los profesionales que ejercen en las poblaciones de toda la geografía riojana sino, al contrario, reforzando uno de los servicios más esencial para los ciudadanos como es la sanidad, independientemente de su lugar de residencia».

Finalmente, Osés emplaza al ejecutivo regional a abrir «un foro de diálogo con los profesionales médicos y con los municipios para trabajar en la mejora del sistema público de salud».

 

Las enfermeras riojanas en contra de la «reestructuración de la atención urgente»

Por su parte, el Colegio de Enfermería de La Rioja advierte que se verá obligado a rechazar el borrador del nuevo modelo de la atención continuada «si es que no se producen muchos cambios en él».

El primer fallo que le encuentran es que no ha sido consensuado ni consultado: «No se ha tenido en cuenta a este colectivo de La Rioja que formamos parte importante de la Atención Primaria».

En este sentido recuerdan que uno de los fines de los colegios profesionales es «la participación y colaboración con la administración en defensa de la profesión, los profesionales y el público usuario de sus servicios», como aseguran que transmitieron en su día a la entonces recién nombrada consejera de Salud, Sara Alba, y posteriormente en la visita que la nueva Junta Directiva de este Colegio giró a la sede de la Consejería.

«Tampoco se ha tenido en cuenta el documento ‘Bases para la mejora de la Atención Primaria en La Rioja‘ en el que el Colegio de enfermeras de La Rioja participó con: Amnistía Internacional La Rioja, Asociación de Enfermería Comunitaria, Colegio Oficial de Trabajo Social, Rioja ACOGE y la Sociedad Riojana de Medicina de Familia y Comunitaria», añaden.

Para el Colegio de Enfermería, el nuevo modelo «se presenta como una respuesta a las demandas de los ciudadanos y de los profesionales, lo que es diametralmente opuesto a la realidad dado que no se ha producido un consenso con los profesionales sanitarios ni con los propios ciudadanos riojanos».

Por ello el Colegio de enfermeras de La Rioja solicita a la Consejería de Salud que antes de que el documento sea definitivo, rectifique y reformule el nuevo modelo al que se opone y que según sus apreciaciones presenta los siguientes defectos:

  • Se elimina la atención nocturna presencial del punto de atención continuada de Logroño, que presta atención a unas 150.000 personas, dando cuidados que no requieren de la asistencia al hospital de referencia, y por lo tanto se suprime personal de Enfermería. En vez de reforzar este interesante servicio, se opta por eliminarlo, con la consecuente saturación de las urgencias hospitalarias.
  • Se eliminan otros tantos puntos de atención continuada de zonas rurales, durante los fines de semana y el personal de Enfermería es sustituido por personal no sanitario. La atención en estas zonas estará llevada a cabo por una ambulancia itinerante, sin personal de medicina ni enfermería.
  • No llegamos a entender el cierre total de dos puntos de Atención Continuada (PAC) como el de Ausejo/Murillo y el de Ortigosa /Villoslada, ambos desde el 1 de julio. Así como el cierre parcial de otros 4 más: las urgencias del CARPA (que desaparece de noche) y sobre lo que nos gustaría conocer la opinión de nuestro alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, y el de Rincón/Aldeanueva, Las 7 Villas y Camero Viejo que se quedan sin atención los fines de semana (con ambulancia y médico por teléfono). Y además el retorno de estos pacientes a sus domicilios no lo podrá realizar el servicio de urgencias. Nadie de la Consejería nos lo ha explicado, posiblemente porque nadie lo puede explicar.
  • Son casos muy concretos en unas actuaciones que están camufladas bajo una mejora de la atención sanitaria que se suponen que conllevan un favorecimiento de la despoblación rural, pero que en realidad suponen un abandono de la atención sanitaria presencial, una pérdida de atención de Enfermería, una saturación de las urgencias hospitalarios y una complicación para el acceso a la atención sanitaria de la población riojana.

Finalmente, el colefio profesional de enfermeras y enfermeros se pregunta: «¿Tan complicado es para los políticos escuchar a los profesionales antes de tomar decisiones de las que inmediatamente se van a arrepentir?».

«Desgraciadamente –añade– este Colegio de enfermeras de La Rioja no entiende a los políticos, y por ello volvemos a exigir que en los cargos políticos vuelvan a contar con algún enfermero pues tras las marchas de Enrique Ramalle y Jorque Mínguez, entendemos que nuestra profesión no es suficientemente atendida y cada vez, menos escuchada«.

CLASES PARTICULARES BANNER