La Guardia Civil detiene a 13 personas en una macrooperación contra el cibercrimen

Podrían haber obtenido un millón de euros, aunque la pericia de los investigadores lo evitó al bloquear 451.000 euros de sus cuentas bancarias

macrooperación cibercrimen Guardia Civil
La investigación en medios informáticos supone horas de atender a pequeños detalles, seguir pistas, confrontar datos... Una labor metódica realizada con eficacia por la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil

La Guardia Civil, fruto del resultado de varias investigaciones, ha culminado una macrooperación contra el cibercrimen en España con la detención de trece personas y la investigación de otra más, por la comisión de ilícitos penales vinculados a la estafa, daños y accesos a equipos informáticos, blanqueo de capitales, usurpación de identidad y pertenencia a grupos criminales, delitos todos relacionados con las TIC´s y cuyo denominador común era el uso de red y dispositivos tecnológicos.

Durante los últimos meses la Comandancia de Burgos había recogido ocho denuncias por estafas en el ámbito de la cibercriminalidad, cuyos modus operandi coincidían en el engaño, para obtener finalmente dinero.

Las investigaciones iniciadas en primera instancia de manera individualizada por cada víctima, vecinos todos de la provincia, confluyeron finalmente en una macrooperación, al detectar varias bandas sin conexión entre ellas pero que operaban repartidos por gran parte del territorio español –localidades y capitales de provincia de Málaga y Alicante, Madrid, Murcia y Logroño-, donde se han practicado las detenciones.

Los cibercriminales utilizaban técnicas delincuenciales conocidas en el argot policial como ‘BEC’ (Business E-mail Compromise), ‘smishing’ como variedad de ‘phishing’ y la denominada coloquialmente como estafa del ‘hijo en apuros’.

Los integrantes disponían de numerosas y variadas entidades y cuentas bancarias, tanto nacionales como europeas, para no levantar sospechas, repartir el dinero estafado y tratar de dificultar su seguimiento policial.

El montante económico detectado por estos hechos ascendía a un millón de euros, de los que 452.000 euros fueron en grado de tentativa; no obstante, la rápida y eficaz respuesta de los investigadores, esencial en estos casos, permitió bloquear 451.000 euros, cantidad ya devuelta a los afectados, entre los que se encuentran particulares, empresas y corporaciones locales repartidas por todo el territorio español.

El resultado de esta macrooperación a nivel nacional, en el que se ha podido esclarecer 17 ilícitos bajo el mismo denominador, ha corrido a cargo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y Equipo @ de la Comandancia de Burgos.

 

Qué es el ‘BEC’, el ‘smishing’ y la estafa del ‘hijo en apuros’

La técnica conocida en el argot policial como BEC (Business E-mail Compromise), se trata de una ofensiva que consiste en un ataque al correo electrónico de empresas donde se intercepta un documento de pago entre emisor y receptor, se modifica el número de cuenta real a uno creado por el ciberdelincuente para posteriormente transferir la cantidad a una cuenta ilícita.

Por otra parte, el ‘smishing’, como variedad de la técnica ‘phishing’; en esta versión utilizan mensajes de texto falsos, sms, para engañar a un usuario simulando ser una entidad legítima; este se descarga un “malware”, por ejemplo, al pinchar en un enlace para robarle a continuación información confidencial o retirarle dinero.

Finalmente, también se pudo observar el uso de la estafa llamada coloquialmente como del ‘hijo en apuros’; realizan un envío masivo de mensajes a móviles, en el que pretenden engañar al receptor diciéndole que es su hijo o hija, que se encuentra de viaje, en apuros, que ha perdido móvil, dinero, maleta, etc., y necesita una cantidad determinada para poder revertir la situación o retornar a su casa.

La Guardia Civil remarca la importancia de denunciar; para ello pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del Patrimonio o medioambiental es tratada de manera discreta y anónima.

banner el pollo del abuelo