La Guardia Civil detiene en Calahorra al «abuelo de la droga»

El implicado, de 74 años y detenido junto a su mujer de 47, era conocido entre sus clientes como “Tele Yayo”

operación Smeden Guardia Civil 3

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja, en el marco de los servicios orientados a prevenir y perseguir el tráfico de sustancias estupefacientes en toda la provincia, dan por finalizada la denominada «Operación Smeden», que se ha saldado con el total desmantelamiento de un punto de venta de droga ubicado en el interior de una vivienda de Calahorra.

Por estos hechos han sido detenidos los responsables del inmueble, un varón y una mujer -matrimonio-, de 74 y 47 años, de nacionalidad española y vecinos de Calahorra, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. El varón detenido, responsable de la distribución de “speed” previa petición telefónica y con entregas pactadas en diferentes puntos de la ciudad calagurritana, era conocido entre sus clientes de “alto standing” –ejecutivos, empresarios, etc– como “tele yayo”.

  

Operación Smeden

 Ha sido fruto de una larga actuación llevada a cabo por agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil en Calahorra. Se inició a principios del 2021, cuando gracias a la colaboración ciudadana, se tuvo conocimiento de la posible existencia de un punto de venta de droga en el interior de una vivienda ubicada en la Calle Bretón de los Herreros de Calahorra. Los agentes pudieron constatar el malestar de los residentes de la zona, así como la preocupación de padres y madres de un centro de educación infantil y primaria ubicado a unos 100 metros de del inmueble.

Estas informaciones motivaron la puesta en marcha de un amplio dispositivo de vigilancia, control y obtención de información sobre la vivienda y las personas que la habitaban, lo que permitió la plena identificación de sus dos moradores, un hombre y una mujer que serían los responsables de la distribución de speed a pequeña escala.

 

Clientes vips

Con el avance de las actuaciones los investigadores tuvieron que llevar a cabo numerosos cambios en los sistemas de seguimiento y control del presunto traficante, teniendo que extremar las medidas de seguridad para no ser descubiertos, debido principalmente a que la mayoría de sus clientes no pertenecían al mundo delincuencial, sino que eran consumidores de “alto standing” -ejecutivos, empresarios, etc-, que conocían a los investigadores por la convivencia diaria de la localidad.

 

Tele Yayo, dígame

El estudio y análisis a los datos recopilados durante el férreo control al que fue sometido el traficante, determinaron el «modus operandi» que emplea para la venta de droga por dinero.

Consumidores finales contactaban con el traficante mediante una llamada telefónica para la adquisición de diferentes cantidades de speed. Una vez acordaban el precio concretaban el lugar en el que se llevaría a cabo la transacción, principalmente en zonas con varias vías de escape o próximas a locales abiertos al público con numerosa afluencia de ciudadanos – supermercados, tiendas y establecimientos de hostelería-, para dificultar la labor de los investigadores.

Una vez recopiladas todas las pruebas que incriminaban al matrimonio en un delito de tráfico de drogas, y ante la certeza de que pudieran haber obtenido una importante cantidad de droga para su distribución en la ciudad calagurritana durante las fiestas del presente mes de marzo, los investigadores procedieron a solicitar a la Autoridad Judicial el pertinente mandamiento de entrada y registro del domicilio.

Tras concederse, investigadores, agentes del servicio cinológico con perros detectores de sustancias estupefacientes y unidades del Servicio de Seguridad Ciudadana, procedieron a la entrada sorpresiva en la vivienda y a la detención de los dos implicados.

En el interior intervinieron 550 gramos de speed, 670 gramos de sustancia de corte, dinero, básculas de precisión y todos los útiles necesarios para la venta en dosis de la droga.

Con el speed intervenido una vez adulterado y antes de su salida al mercado que estaba prevista del 3 al 5 de marzo -fiestas patronales de San Emeterio y San Celedonio de la ciudad calagurritana-, se podían haber elaborado un total de 2.200 dosis, valoradas en 22.836 euros.

Las diligencias, junto con los detenidos, la sustancia estupefaciente intervenida y el resto de los efectos incautados han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE 2022