La Guardia Civil disuelve una fiesta en el interior de una vivienda de Nalda

Contra los ocho participantes en la fiesta se han tramitado un total de 25 propuestas de sanción

desalojo fiesta Nalda 1
foto de archivo: la Guardia Civil desaloja a los jóvenes que participaban en una fiesta

Una cosa es que los jóvenes tengan una baja percepción del riesgo porque así está en su naturaleza y otra muy distinta que por su egoísmo no quieran entender que el Covid-19 –que a ellos puede no afectarles apenas– puede matar a sus mayores. Esta actitud persiste y podemos verla los fines de semana en lugares puntuales de Calahorra y en casos más excepcionales como el que refiere la última nota informativa de la Guardia Civil en La Rioja y que reproducimos a continuación:

La Guardia Civil en La Rioja ha desalojado a siete de las ocho personas que celebraban una fiesta en el interior de una vivienda de la localidad riojana de Nalda, al incumplir las medidas de prevención y contención aplicables en esta Comunidad Autónoma ante la COVID-19. Los participantes son hombres y mujeres, con edades comprendidas entre los 17 y los 22 años, son de varias nacionalidades, naturales de Argelia, Bolivia, Colombia y España, y residentes en diferentes municipios de esta Comunidad Autónoma.

La actuación se llevó a cabo sobre las 00:20 horas del día 13 tras recibirse varias llamadas en la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil en La Rioja (062), en las que alertaba de una posible fiesta ilegal en el interior de una vivienda de Nalda.

Varias dotaciones del Servicio de Seguridad Ciudadana que acudieron al lugar, pudieron comprobar que incluso desde la misma calle se escuchaba música alta, voces y gritos que perturbaban la convivencia ciudadana, por lo que procedieron a llamar a la vivienda afectada, no respondiendo nadie, cesando la música y ruidos de inmediato.

Minutos después cuatro jóvenes abrieron la puerta e intentaron engañar a los agentes para no ser sancionados. Tras varios requerimientos las otras cuatro personas que se habían escondido en el salón optaron por salir, reconociendo ante los agentes que habían acudido al lugar para celebrar una fiesta.

Una vez identificados fueron informados de que cada uno de ellos sería propuesto para tres sanciones administrativas por: no utilizar la mascarilla obligatoria, saltarse el horario de confinamiento nocturno y por participar en una reunión de más de 6 personas. Además, contra el propietario del merendero se tramitó una cuarta denuncia por organizar y permitir la fiesta en el interior de su vivienda.

Las 25 actas/denuncia han sido puestas a disposición de la Dirección General de Justicia e Interior en La Rioja.

 

BALANCE DE ACTUACIONES

La Guardia Civil en La Rioja continúa realizando, además de sus misiones habituales, las relacionadas con las medidas establecidas para la prevención de la Covid-19. Dentro de estas últimas y durante el fin de semana del 13 al 14 de marzo se han identificado a un total de 1.933 personas, se han controlado 1.396 vehículos y se han realizado 87 dispositivos de cierre de comunidad.

Estas actuaciones se han saldado con el levantamiento de las correspondientes actas/denuncia por los siguientes incumplimientos a la normativa Covid:

  • 59 por no respetar el toque de queda
  • 12 por saltarse el confinamiento perimetral
  • 24 por no usar la mascarilla en la vía pública
  •  8 por incumplir el número máximo de personas
  • 3 por fumar sin guardar la distancia
  • 1 por consumir alcohol en la vía pública.

Además, se han tramitado otras 13 denuncias por incumplimientos a la Ley 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana –faltas de respeto y consumo de drogas– y 241 a la Ley de Seguridad Vial.