La Guardia Civil esclarece los robos de cobre del tendido telefónico en La Rioja

Se trata de 9 kilómetros de cable sustraído en las localidades riojanas de Torrecilla, La Villa de Ocón, El Redal, Fuenmayor, Herramélluri y Santo Domingo de la Calzada

La Rioja_robo cobre postes telefonia (7)

La Guardia Civil en La Rioja, en el marco del “Plan nacional contra el robo de cobre”, da por esclarecidos los robos de cableado de cobre del tendido telefónico llevados a cabo en las localidades riojanas de Torrecilla, La Villa de Ocón, El Redal, Fuenmayor, Herramélluri y Santo Domingo de la Calzada.

Durante las actuaciones se han recuperado más de 9 kilómetros de cable telefónico valorado en más de 60.000 euros, quedando por valorar los daños causados que pueden llegar a ascender a cientos de miles de euros.

Los presuntos autores de estos hechos son 12 varones, con edades comprendidas entre los 19 y los 57 años, naturales de Rumanía y domiciliados en Torrejón de Ardoz -Madrid- y Montoro -Córdoba-. Estas personas que poseen un amplio historial delictivo forman parte de dos grupos criminales de carácter itinerante especializados en la sustracción de cableado de tendidos telefónicos en zonas rurales, utilizando para sus desplazamientos vehículos o furgonetas de alquiler.

Además, para pasar desapercibidos y no levantar sospechas se alojaban en albergues, hostales o pensiones haciéndose pasar por trabajadores dedicados a la poda de la pera.

Ambos grupos estaban perfectamente estructurados y jerarquizados, y para cometer sus acciones delictivas operaban en células de cuatro o cinco componentes. Antes de ejecutarlas estudiaban la zona y las zonas de huida, eligiendo principalmente lugares donde los postes telefónicos estuvieran adyacentes a la vía, sin descartar las zonas boscosas para pasar más desapercibidos.

Una vez anochecía se desplazaban a los lugares en una furgoneta y en un turismo que hacía de lanzadera para avisar de posibles controles policiales. Seguidamente serraban los postes y, una vez se encontraban en el suelo, cortaban los cables en tramos de unos 20 o 30 metros de longitud, los introducían en la furgoneta y huían del lugar.

 

Inicio de las actuaciones

Hay que resaltar primeramente la trascendencia que para poblaciones rurales tiene el robo del cable de telefonía por cuanto para poblaciones aisladas es un servicio fundamental de comunicación. En caso de sustracción o daño en sus infraestructuras se pueden ver comprometidas las necesidades urgentes y emergencias que tienen esas localidades.

digitalízate banner alargado

Desde el pasado mes de enero, diferentes unidades de la Guardia Civil en La Rioja abrieron de forma paralela sendas actuaciones para esclarecer los distintos delitos de robo con fuerza de cableado de cobre telefónico, que se estaban cometiendo en sus respectivas demarcaciones, y que dejaron sin servicio de telefonía a numerosos ciudadanos residentes en las zonas afectadas.

Los datos recabados por los agentes permitieron determinar que la ejecución de los robos estaba siendo llevada a cabo por personas con un alto grado de preparación, que podrían conformar grupos criminales de carácter itinerante especializados en este tipo de hechos.

Tras ello, los agentes procedieron al establecimiento de diversos dispositivos preventivos de vigilancia en las zonas más susceptibles de sufrir este tipo de robos para evitar que se cometieran más delitos, lo que permitió la interceptación en la localidad de Navarrete de once de los integrantes de estos grupos criminales, a los que se les intervino una furgoneta cargada con cable de cobre sustraído y pelado. Otro de los integrantes fue sorprendido y detenido de madrugada en la localidad de Herramélluri, cuando intentaba huir con unos 300 metros de cableado de cobre telefónico recién cortado.

La investigación continúa abierta, no descartándose la posible implicación de estas personas en episodios de robo anteriores de la misma naturaleza, cometidos en esta Comunidad Autónoma de La Rioja o limítrofes.