La Guardia Civil interviene 861 prendas de ropa interior falsificadas

Ropa interior falsificada intervenida fraude
La ropa intervenida por la Guardia Civil es almacenada a la espera de su peritaje
  • El perjuicio económico para las firmas afectadas rondaría los 24.969 euros según su valor en original y venta en tienda
  • El propietario de la mercancía se enfrenta a un presunto delito contra la propiedad industrial por la venta de ropa falsificada
  • Las prendas intervenidas han sido puestas a disposición de las marcas para su peritaje

La Guardia Civil en La Rioja, en el marco de las inspecciones que asiduamente realiza por mercadillos y establecimientos comerciales de toda la provincia, para detectar la venta de ropa falsificada u otros artículos de ilícita procedencia, ha procedido a la intervención de 861 prendas de ropa interior masculina falsas de las marcas Adidas, Calvin Klein, Diésel, Lacoste, Puma, Quiksilver, Tommy Hilfiger y Versace.

En esta ocasión, Agentes del Grupo de inspecciones fiscales procedieron a verificar los puestos establecidos en el mercadillo de Nájera, detectando en uno de ellos la venta al público de ropa interior de prestigiosas firmas comerciales, a un precio muy inferior al de las tiendas especializadas en este tipo de prendas.

Una vez identificado el vendedor -un varón de 25 años y de nacionalidad española, que se enfrenta a un presunto delito contra la propiedad industrial por la venta de ropa falsificada -se procedió a inspeccionar todos los artículos que tenía expuestos, comprobándose que la gran mayoría de ellos ofrecía serias dudas razonables sobre su autenticidad, no pudiendo aportar el implicado los preceptivos albaranes o facturas que acreditasen su lícita procedencia y tenencia.

Por ello, el equipo de inspección procedió a la incautación de todas las prendas no justificadas ni avaladas mediante documentación, estimando el perjuicio económico generado a las ocho firmas afectadas en 24.969 euros, según su valor en original y venta directa en tienda.

Todas las prendas intervenidas han sido puestas a disposición de las marcas para su peritaje.

Penas de prisión.

El artículo 273 del Código Penal castiga con penas de prisión de seis meses a dos años y multa de 12 a 24 meses el que, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular de una patente o modelo de utilidad y con conocimiento de su registro, fabrique, importe, posea, utilice, ofrezca o introduzca en el comercio objetos amparados por tales derechos.

CLASES PARTICULARES BANNER