La Guardia Civil interviene más de 23 kilos de speed antes de que fueran distribuidos en La Rioja y Navarra

operación kinoko

La Guardia Civil ha incautado 23 kilos y 228 gramos de speed a dos hermanos que distribuían la droga en La Rioja y Navarra. La operación denominada “Kinoko» se ha saldado con la detención de estas dos personas que utilizaban la vivienda de sus padres como guardería de la droga, y donde la preparaban para su distribución entre consumidores y pequeños fabricantes, informa la Guardia Civil.

Los presunto autores de un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes, son dos hermanos -41 y 34 años-,  residentes en La Rioja Baja. Su “modus vivendi” se basaba en la distribución de drogas en la modalidad del menudeo, lo que les reportaba unos beneficios por encima de lo que le supondría la venta al por mayor.

La oficina de información de la Guardia Civil relata los detalles de esta investigación que ha durado varios meses y ha sido de una gran complejidad, debido a las extremas medidas de seguridad adoptadas por los detenidos, para detectar cualquier tipo de presencia policial y de esta forma poder llevar a cabo su actividad ilícita:

A principios de diciembre de 2020 agentes del Grupo de Investigación de Arnedo y del Servicio de Seguridad Ciudadana de Autol, constataron en esta última localidad la presencia de numerosos consumidores de drogas y de pequeños traficantes domiciliados en municipios de La Rioja y Navarra.
Estos hechos motivan el despliegue de un dispositivo de vigilancia y control, que sirve para localizar el edificio al que acuden los demandantes de sustancias psicotrópicas, llegando a ocasionar estas personas diversos actos vandálicos en las zonas comunes del inmueble, generando con ello sensación de “inseguridad”, “alarma y malestar” entre los residentes de la zona.
Con el paso de las semanas se identifica a los propietarios de la vivienda y a dos de sus hijos, siendo estos últimos los que estarían llevando a cabo la actividad delictiva, por lo que son sometidos a una discreta vigilancia, pudiendose determinar que aparte de realizarse las transacciones de droga en la vivienda, estas también se llevaban a cabo en una bajera, en una nave industrial y en diferentes entornos de la localidad de Autol.
El pasado día 9 y una vez obtenidas todas las pruebas incriminatorias se da inicio a la fase de explotación con un amplio dispositivo formado por 25 agentes, llevándose a cabo, previa autorización judicial, 3 entradas y registros simultáneos que culminaron con la detención de los dos implicados, la aprehensión de las sustancias estupefacientes y de los útiles que utilizaban para adulteración, envasado y venta al por menor del speed.

92.912 dosis de speed

Durante la fase de explotación se llevaron sendos registros en la vivienda propiedad de los padres de los detenidos, en una bajera y en una nave industrial, dando como resultado la aprehensión de 23 kilos y 228 gramos de «speed», que equivalen a 92.912 dosis valoradas en el mercado ilícito en 956.064 euros. La mayor parte de esta sustancia estupefaciente estaba preparada en envases termo-sellados para su inminente distribución.

 

Además, se han encontrado 174 gramos de marihuana, así como numerosas sustancias de «corte» – sulfato y carbonato de magnesio, ácido cítrico, amoniaco, calcio, vitamina C, y 10 kilos y 200 gramos de cafeína-, utilizadas para adulterar y aumentar el volumen del speed y, por lo tanto, los beneficios de la venta.

alijo droga

Los agentes también incautaron una termoselladora y numerosas bolsas termorretráctiles, una amasadora eléctrica, una embutidora y un taladro adaptado para remover la mezcla, básculas de precisión, telefonía móvil, 1.730 euros en efectivo, tarjetas de crédito, libretas bancarias y abundante documentación para su estudio.

Los detenidos y efectos intervenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado el ingreso en prisión para uno de los implicados y para el otro su libertad con cargos.

La operación Kinoko ha sido dirigida por el juzgado de Instrucción número 3 de Calahorra (La Rioja), y llevada a cabo de manera conjunta por agentes del Grupo de Investigación de Arnedo y del Servicio de Seguridad Ciudadana del Puesto de Autol.

En la fase de explotación han colaborado la Unidad Funcional de Patrullas (UFP) para la entrada sorpresiva en la vivienda, agentes de la USECIA de Calahorra y del Servicio Cinológico con perros adiestrados en la búsqueda y localización de sustancia estupefacientes.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE