La Guardia Civil investiga a un conductor por circular a 179 kilómetros por hora en la N-120

Identificado como un conductor multirreincidente, se enfrenta a una fuerte sanción

coche radar carretera GC
Coche de la GC de tráfico equipado con cinemómetro dispuesto junto a la carretera

Dentro de los diferentes dispositivos de control de velocidad establecidos, coordinadamente, entre la Jefatura Provincial de Tráfico en La Rioja y el Sector de Tráfico del Instituto Armado, se ha investigado a una persona como presunta autora de un Delito Contra la Seguridad Vial.

La actuación se llevó a cabo a la altura del punto Kilométrico 52´500, de la N-120, término municipal de Grañón (La Rioja), cuando un cinemómetro instalado en un vehículo radar de la Benemérita, detectó a un turismo marca Seat circulando a 179 km/h estando la velocidad limitada por señal vertical en 90 Km/h.

Tras la detención del vehículo y la identificación del conductor -un joven de 27 años, «multirreincidente» en delitos contra la seguridad vial, de nacionalidad española y vecino de la localidad burgalesa de Cerezo de Río Tirón, los agentes procedieron a informarle de la gravedad de los hechos, y a instruir contra el mismo las correspondientes diligencias por un presunto delito contra la Seguridad Vial.

Este delito se encuentra recogido en el artículo 379.1 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de tiempo de 1 a 4 años.

Controles durante las 24 horas del día

El establecimiento de los controles de velocidad por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se enmarca dentro los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial adoptada por la DGT para el decenio 2011-2020, como una de las prioridades orientadas a la reducción de la siniestralidad en las carreteras, especialmente en las vías convencionales o secundarias.

Los excesos de velocidad, por un lado, incrementan considerablemente el riesgo de sufrir accidentes de circulación y, por otro, son factores que inciden directamente en la mortalidad y en la gravedad de las lesiones sufridas.

La Guardia Civil recuerda que los dispositivos de control de la velocidad se ejecutan en toda la provincia durante las 24 horas del día, especialmente en aquellos tramos y puntos de carretera que por sus especiales características llevan implícito un riesgo de accidentalidad o son propensos para la comisión de este tipo de infracciones.

Las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.