La Guardia Civil y Policía Nacional han propuesto para sanción en la última semana a 220 personas por no usar mascarilla

Desde que finalizó el estado de alarma, las FCSE han denunciado a 1.663 personas por no usar mascarillas, entre ellos a 20 jóvenes que participaban en una "rave" en Badarán

Lugar fiesta rave
Lugar en el que se celebró la fiesta que dio lugar al desalojo de 20 jóvenes

La Guardia Civil y Policía Nacional, como miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), han propuesto para sanción durante la última semana a 220 personas por no usar mascarilla en La Rioja. De las mismas, 176 corresponden a personas que no utilizaban la misma en la vía pública, 38 con personas que no utilizaban mascarilla en locales de ocio o restauración y seis con personas que no la llevaban en el transporte público.

Desde que concluyó el estado de alarma, el pasado 13 de julio, las FCSE han denunciado a 1.663 personas por no usar mascarillas (1.314 en vía pública, 267 en locales y 82 en transporte público).

Asimismo, se ha denunciado a una persona por no cumplir con el confinamiento obligatorio.

También durante este periodo se han realizado 21 inspecciones a locales abiertos al público (ocio, restauración…) que se saldan con tres propuestas de sanción. En concreto, uno por permitir no usar mascarilla y dos por el incumplimiento de las medidas antiCovid como mantener la distancia de baile o prohibir fumar en los mismos.

Asimismo, también se ha propuesto para sanción a un local (chamizo, cuarto…) con prohibición de abrir.

Desalojada una “rave” ilegal de 20 jóvenes

En este ámbito de actuaciones cabe destacar la actuación de efectivos de la Guardia Civil en La Rioja pertenecientes al Servicio de Seguridad Ciudadana y al Equipo de Inspecciones realizada durante la madrugada del sábado, 3 de octubre, cuando una veintena de jóvenes de manera ilegal, incívica, negligente e irresponsable, participaban en una “rave” sin respetar las medidas de seguridad por la Covid-19.

Durante esta actuación se procedió a la incautación de una parte del material que se estaba utilizando en la “rave” (dos altavoces de grandes dimensiones y un generador de 3800w.)

El desalojo de los 20 participantes se llevó a cabo de manera “progresiva y sin incidentes”. Estas personas no hacían uso de la mascarilla, no guardaban la distancia social y compartían todo tipo de bebidas.

La actuación se inició durante la tarde/noche del día 3, al tener conocimiento los agentes de que de la “rave”, difundida a través de “WhatsApp”, se llevaría a cabo en uno de los parajes pertenecientes al término municipal de Badarán.

Tras varias horas de búsqueda los agentes dieron con el lugar, procediendo a la identificación y desalojo de los veinte participantes, hombres y mujeres de entre 20 y 25 años, de nacionalidad española y residentes en diferentes localidades riojanas, siendo informados de que de que serían propuestos para sanción tras haber incumplido la mayoría de las medidas sanitarias para hacer frente a la crisis sanitaria por la COVID-19.

Contra el responsable y organizador de la “rave” también se ha tramitado la correspondiente acta/denuncia, por infracción grave a la Ley General de Salud Pública, que prevé penas de multa de entre 3.001 y 60.000 euros.