La iglesia de Murillo volvió a abrir sus puertas para unas Bodas de Oro

Una sola vez al año se abren las puertas de la iglesia de la pedanía de Murillo de Calahorra, pero este año han sido dos, ya que el pasado sábado 27 de agosto esta iglesia acogió una ceremonia religiosa, la de las bodas de oro de Domingo Blanco y María Milagros Calvo, esta última, vecina de la aldea en los años 50 durante su infancia.

La ceremonia fue oficiada por el padre carmelita Álvaro y a ella acudieron unos 30 familiares, quienes, con su presencia, dieron una nota de color a este pueblo hoy abandonado, y lo más importante: acompañaron a esta veterana pareja en una feliz celebración que siguió con una comida en la Finca del Tío Simón.

Desde el año 2018 en el que se celebró la última boda –precisamente, la de una sobrina de Milagros– tan solo se oficia una misa, la del día 24 de noviembre, con motivo de la festividad de Santa Catalina.

El barrio de Murillo ha ido perdiendo importancia, pero gracias al cariño de algunas vecinas, todavía en momentos puntuales se rescata del olvido a esta pequeña pero coqueta iglesia de Santa Maria.
También el Club El Lazarillo contribuyó a que no se olvide Murillo editando un sello de la iglesia junto a varias postales con la imagen de este edificio.

Bodas Oro Murillo Calahorra

BANNER RIVER SEPTIEMBRE 2022