La perfumista calagurritana Marina Barcenilla ingresa en la Academia Española del Perfume

MARINA BARCENILLA

La calagurritana  afincada en Londres Marina Barcenilla se ha incorporado como académica de la Academia Española del Perfume. Su ingreso en esta prestigiosa academia tuvo lugar en  el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, donde se celebró el protocolario acto.

Astrobióloga de carrera, Marina ha adquirido un importante papel divulgativo de la cultura del perfume y de la ciencia. Su proyecto de divulgación científica AromAtom utiliza el sentido del olfato y los olores para hacer estos campos de conocimiento científico más accesibles y fáciles de comprender.

Marina Barcenilla estaba destinada a ser perfumista. La constante necesidad de crear olores y la búsqueda de una relación entre nuestras emociones y el sentido del olfato imprimió el futuro de la perfumista. «Es el camino por el que me han llevado la vida y mi intuición”, dice la nueva académica, que ya desde su infancia sentía una atracción especial por el mundo del olfato.  Recuerda que de niña estaba «obsesionada con oler todo, pero me obsesionaban aún más las cosas sin olor. Y es que para mí, los objetos sin olor no tenían sentido, así que en mi cabeza inventaba sus olores, y más adelante empecé a crear aromas con cualquier cosa que tenía a mano».

En el instituto, los profesores le decían que jamás podría estudiar ciencias puras. No fue hasta los 34 años cuando Marina comenzó a desarrollar su interés por la ciencia. A los 40 desafió a esos mismos profesores y comenzó a estudiar la carrera de Astronomía y Ciencias Planetarias, graduándose con honores. En el 2018, Barcenilla obtuvo un premio científico  y recibió una beca para estudiar un doctorado en Astrobiología, investigando la búsqueda de indicios de vida en Marte.

A pesar de los mil kilómetros que la separan de su localidad natal, Marina nunca ha dejado de visitar Calahorra, donde vive su familia cercana. «Mi lugar preferido para tomar café también está en Calahorra, el ‘Aster’, que mi amigo Miguel me permite usar como oficina cuando viajo allí. ¡Cómo echo de menos ese sitio!”  exclama sin ocultar la nostalgia por su tierra.

Pero Marina ya tiene una nueva excusa para volver a su Calahorra natal: «Ahora tengo una sobrina preciosa que nació en diciembre, así que espero venir todavía más a menudo”.

Eso espera su familia y los muchos amigos que esta calagurritana tiene en su ciudad.

CLASES PARTICULARES BANNER