¡La que has liado, pollito!

Un buitre se ha posado esta tarde en la fuente de la Glorieta de Quintiliano causando una gran expectación hasta su rescate. Mira los vídeos

Hacia las cinco de esta tarde, un buitre común o leonado ha decidido darse un baño en la fuente de la glorieta de Quintiliano, donde ha llegado a beber y remojarse.

Su presencia ha sorprendido a los viandantes, al aparecer, planeando a muy baja altura sobre los coches hasta posarse en el brocal de la fuente.

Con una envergadura que puede superar los dos metros y medio, este gran ave no ha pasado inadvertida para nadie. Muchas personas han podido fotografiarlo y grabar vídeos mientras la Policía Local trataba de atraparlo para que que no causara daños ni resultase herido.

Para su rescate ha intervenido también personal de Tierra Rapaz que lo ha ido conduciendo hacia la avenida de Numancia.

Luis Lezana, responsable del citado parque de naturaleza, ha explicado a LA BRÚJULA que este tipo de sucesos no son infrecuentes y ya se han producido tres hechos similares este año en otras tantas poblaciones riojanas.

Según afirma el biólogo, se trataba de un buitre pollo silvestre, cuya corta edad era reconocible por su pico y ojos negros. «No es raro que ejemplares jóvenes como este se vean atraídos por algo dentro de la ciudad (parques, agua…) y una vez dentro del casco urbano se desorienten o les cueste emprender el vuelo por encontrarse algo anémicos y por la cercanía de altos edificios y de multitud de obstáculos», comenta.

«Estaba bastante fuerte –ha seguido explicando Lezana– y a pesar de que hemos acudido a rescatarlo con una red especial para rapaces, ha bastado con llevarlo hacia una zona despejada en la que pudiera emprender el vuelo. Ha bajado ya volando por avenida de Numancia de nuevo hacia la glorieta y poco a poco ha podido ganar altura para sobrevolar el Mercadal, el Parador y ya a gran altura los Agustinos».

 

El ave en cuestión no pertenece al parque que dirige. Explica Lezana que en el Parque Tierra Rapaz «sólo tenemos buitres irrecuperables que no podrían volar como lo ha hecho este ejemplar».

Por último ha comentado que lo adecuado ante este tipo de sucesos es tomar precauciones y no actuar impulsivamente pues el pico de un buitre es una arma muy poderosa que puede sacar un ojo o arrancarte un labio con total facilidad.

A continuación, dos vídeos que muestran cómo se paseaba el ave por la ciudad:

 

CLASES PARTICULARES BANNER