antiguo Trujal copia
Nave que alberga el antiguo trujal y ocupa el terreno en el que se prevé ampliar el Centro de Salud

Mientras la Consejería de Salud anuncia que ha incluido en sus presupuestos para 2022 una partida para la ampliación del Centro de Salud de Calahorra, los terrenos donde se quiere levantar esta ampliación siguen siendo objeto de controversia.

Como ya informamos, estos terrenos situados en Avenida de Numancia y calle Donantes de Sangre, junto al actual centro de Salud, pertenecen a la Sociedad Cooperativa Los Santos Mártires y en ellos existe una nave que albergaba el antiguo trujal que la cooperativa está dispuesta a enajenar pero no a cualquier precio.

La alegación que introdujo la Cooperativa a la modificación del Plan General fue desestimada por un Pleno municipal extraordinario celebrado el 30 de julio. Previamente, el día 15 del mismo mes, los cooperativistas habían acordado emprender acciones judiciales, si así fuera necesario.

Y así ha sido. Según informaciones del gerente de la Cooperativa, Basilio Espinosa, el pasado 2 de septiembre la Consejería de Urbanismo daba un paso más al aprobar la modificación puntual número 2 del Plan General, modificación que «ha sido recurrida por esta Cooperativa ahora por la vía contencioso-administrativa ”, informa el gerente.  

El recurso se presentó el pasado 7 de octubre ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja. Y es que, para los cooperativistas, «la modificación es una clara maniobra para depreciar el valor del terreno».

Así las cosas, todas las negociaciones iniciadas en su día resultaron fallidas y el asunto se encuentra ahora en los tribunales.

La cooperativa insiste en que está abierta a enajenar el terreno «pero como mínimo deberían ofrecernos el valor catastral que, al fin y al cabo, venimos pagando los impuestos con referencia a ese valor catastral».

Lo que consideran inasumible es quedarse con los terrenos en el polígono de Rifondo que les ofrecía a cambio el Ayuntamiento y que al parecer, «son los que acaba de vender a una empresa por ochenta y pico mil euros», según dice Espinosa. A este respecto cabe recordar que consta en los acuerdos de la Junta de Gobierno Local de la pasada semana la subasta de un terreno en Rifondo por 89.040,70 euros.

 

 

CLASES PARTICULARES BANNER