La sorpresa que quiso dar un joven a unos novios le puede costar hasta cinco años de prisión

Investigado por provocar presuntamente el incendio de 1.500 m2 de terreno en Alberite

incendio Alberite 18-08-20

Un joven logroñés, de 29 años de edad, ha sido investigado por su presunta relación con el incendio ocurrido en la madrugada del 18 al 19 de julio en Alberite, que arrasó 1.500 metros cuadrados de pasto y pino en Alberite. El investigado se podría enfrentar a una pena de prisión de hasta cinco años. Los hechos ocurrieron en una bodega ubicada en las proximidades de la citada localidad riojana, donde se había organizado una fiesta con 18 participantes, para celebrar una boda que previamente había sido suspendida con motivo de la alerta sanitaria por COVID-19, informa la Guardia Civil.

Según informa la Guardia Civil, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en La Rioja dan por esclarecido este incendio que quemó 1000 m2 de terreno urbano y 500 m2 de terreno forestal, en la zona de bodegas de la citada localidad riojana.

La Guardia Civil relaciona este incendio con un varón de 29 años, de nacionalidad española y vecino de Logroño, que ha sido investigado como presunto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia grave. Para este tipo de hechos el código penal establece penas de prisión de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses.

Las actuaciones que han permitido a los agentes del SEPRONA esclarecer el incendio y, por consiguiente, investigar al presunto autor del mismo, se iniciaron en el momento que los servicios de emergencias sofocaron las llamas.

La oficina periférica de comunicación de la Guardia Civil ofrece estas imágenes y relata así la investigación:

El exhaustivo estudio llevado a cabo en el área afectada determinó que las causas del incendio se debieron al lanzamiento de artificios pirotécnicos, desde una bodega ubicada en las proximidades, en la que el día del incendio se había organizado una fiesta con 18 participantes, para celebrar una boda que previamente había sido suspendida con motivo de la alerta sanitaria por COVID-19.

No obstante, fue preciso continuar durante varias semanas con las averiguaciones encaminadas a la identificación del autor, con la elaboración de diferentes informes y actuaciones. De ellos se desprende que los invitados a la fiesta planearon darles una sorpresa a los novios en forma espectáculo pirotécnico. Para ello el ahora investigado adquirió durante la mañana del día 18 de julio, un total de tres baterías de fuegos artificiales de 25 disparos cada una de ellas.

Esta persona durante el transcurso de la celebración decidió dar comienzo al espectáculo, provocando con ello el inicio de las llamas y la movilización de numerosos recursos que se tuvieron que desplazar al lugar -Guardia Civil, Bomberos y Servicios-. Afortunadamente la imprudencia que cometió se saldó solo con daños materiales y no hubo que lamentar desgracias personales.

Además, el investigado incumplió lo dictado en la Orden 22/2020, sobre prevención y lucha contra los incendios forestales en la Comunidad Autónoma de La Rioja, que prohíbe el lanzamiento de este tipo de artificios pirotécnicos desde el 1 de julio al 15 de noviembre, dado el alto riesgo que suponen para la propagación de incendios, salvo autorización expresa de la Dirección General de Biodiversidad del Gobierno de La Rioja, de la que no disponía.

Las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE 2022