Las ayudas de emergencia social descendieron en un 26,39% según el Ayuntamiento

El Equipo de Gobierno Municipal dice que es el indicativo de una menor tasa de necesidad y que a pesar de ello no bajará la guardia en 2023

Casa de los Curas
La Casa de los Curas en la calle Mayor, sede del área municipal de Derechos Sociales

Durante el año 2022 se han concedido un total de 856 ayudas de emergencia social, lo que ha conllevado una inversión por parte del Ayuntamiento de Calahorra de 117.570,81 euros. En su conjunto, esto supone 307 solicitudes menos (26,39%) que en 2021, que fueron 1.163).

Así lo dice el Ayuntamiento de Calahorra explicando que a través del área de Derechos Sociales, tramita estas ayudas cuyo objetivo es paliar las necesidades básicas de aquellas personas más vulnerables, dentro del principio de justicia social, y en el ejercicio de las competencias asignadas por la Ley a los Ayuntamientos.

De esta manera, los datos recabados por el área de Derechos Sociales indican que, «pese a los efectos producidos por la crisis derivada de la guerra de Ucrania, la situación en nuestra ciudad mejora y el número de familias necessitadas ha descendido».

Según el Equipo de Gobierno Municipal «esto puede deberse a la buena situación del empleo en la ciudad, que presenta unos datos de desempleo no conocidos desde el año 2006; al fuerte incremento del salario mínimo interprofesional en los últimos años, así como a las medidas aprobadas para reducir impuestos y asegurar la renta disponible de las familias con menos recursos».

No conviene olvidar no obstante que los datos de desempleo han mejorado ostensiblemente desde que los fijos discontinuos no computan como parados, circunstancia que los partidos de la Oposición consideran que «maquilla las cifras en la estadística».

A pesar de las buenas cifras de que presume, el Ayuntamiento de Calahorra dice que no ha cejado en su objetivo de reducir la desigualdad y que su fin es «erradicar la pobreza y asegurar la dignidad de las personas más vulnerables, objetivo que es compartido por toda la ciudadanía».

Estas ayudas se financian con cargo a la partida de Ayudas de Emergencia Social, que tenía en 2022 una dotación presupuestaria de 100.000 euros, que se incrementaron en 10.000 euros respecto a 2021 para prever cualquier tipo de situación de emergencia social derivada de la pandemia o de los efectos económicos de la guerra.

Durante este segundo semestre del año, también se han tramitado ayudas destinadas a las personas más vulnerables, para paliar los efectos económicos y sociales negativos como consecuencia del estallido de la guerra en Ucrania financiadas a través del convenio con el Gobierno de La Rioja para dar cobertura a programas e inversiones de los servicios sociales de primer nivel.

Los beneficiarios de las ayudas han sido personas empadronadas en Calahorra perceptoras de pensiones mínimas de jubilación, pensiones no contributivas o de viudedad bajas, personas perceptoras de rentas de ciudadanía o ingreso mínimo vital; subsidios de desempleo. También familias numerosas o monoparentales. Los gastos que han podido sufragarse a través de estas ayudas han sido la alimentación básica, alquiler o recibo hipotecario, medicación, suministros u otras necesidades básicas.

Dentro del capítulo de ayudas de emergencia, también existen Ayudas de Emergencia Social destinadas a cubrir las necesidades básicas de los menores durante períodos no lectivos o vacacionales.

BANNER RIVER ALARGADO FEBRERO 23