Los camiones tendrán que seguir circulando por la autopista

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por una empresa de transportes

Carretera N-232
Un cartel luminoso en la N-232 a su paso por Calahorra advierte de la prohibición de circular a vehículos pesados

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Grupo Logístico Arnedo S.L. contra el Real Decreto que obliga a circular a vehículos pesados por la Autopista AP68 entre Tudela y Zambrana, evitando así la carretera Nacional 232.

Cabe recordar que el Gobierno de La Rioja y la concesionaria de la Autopista Vasco-Aragonesa (AVASA) firmaron en su día un convenio para la aplicación de medidas de reducción del importe del peaje a camiones de cuatro ejes o más en el tramo riojano de la AP-68.

La sentencia confirma que el decreto impugnado cuenta con la debida cobertura legal. Además, según el Ejecutivo riojano, «el Tribunal justifica que el contenido de los informes de la Dirección General de Carreteras y de la Dirección General de Tráfico evidencian que el desvío de camiones por la AP-68 ha sido una medida efectiva para controlar e invertir la tendencia creciente de siniestralidad y mortalidad en la carretera N-232 a su paso por La Rioja y ha permitido mejorar la seguridad vial de dicho tramo».

Una nota del Gobierno de La Rioja en la que se informa de esta sentencia, dice que la administración regional «está trabajando, de la mano del Gobierno de España, en la prórroga del convenio –que bonifica el paso de los transportes pesados por la AP68– y que se prevé entre en vigor a finales de octubre de 2021».

Tanto Gobierno de La Rioja como Delegación de Gobierno –que también ha remitido nota informativa sobre la decisión del Tribunal Supremo– coinciden en que «esta sentencia avala la necesidad de adoptar esta restricción de circulación que ha permitido mejorar la seguridad vial y, por tanto, ha conllevado que la accidentabilidad en la N-232 se haya reducido desde que se aprobó el desvío de los vehículos pesados».