Los castores llegan al parque del Cidacos

En el mes de enero de 2016 LA BRÚJULA se hizo eco de la presencia de castores en el el río Cidacos, población que sigue existiendo y ha llegado a las puertas del parque urbano de este río en Calahorra según atestigua la imagen que nos remite una lectora intrigada por la causa de lo que fotografió.

El corte reciente por parte de castores europeos (Castor fiber) es perfectamente identificable en un chopo cercano a la zona más frecuentada por paseantes. Esta especie, otrora exótica parece haberse adaptado bien, pues no en vano mantuvo poblaciones más o menos estables en la Península Ibérica hasta el siglo XVII.

daños castores 1
chopos talados por castores en la zona de Riolibillos, aguas arriba del Cidacos

El origen de los actuales parece estar en una introducción ilegal realizada en marzo de 2003 cuando un grupo ecologista centroeuropeo liberó en los ríos Ebro y Aragón 18 ejemplares criados en cautividad en Baviera (Alemania).

Según Medio Ambiente de La Rioja, «la suelta ilegal de castores no puede considerarse una acción de reintroducción de una especie autóctona».

Inicialmente se localizó su presencia en el río Ebro, desde Agoncillo hasta Alfaro, y en el Cidacos, desde Arnedo a Calahorra.
La Dirección General de Medio Natural ya realizó capturas de castores en el Ebro y que al parecer han formado también una población estable en el Río Cidacos. Este departamento ha hablado siempre de “retirar” los castores y de su “manejo y gestión” con resultados que a la vista está que no han sido definitivos con daños a los sotos del Cidacos que por su limitada densidad de arbolado en sotobosque está sufriendo con más intensidad la acción de estos grandes roedores semiacuáticos.

CLASES PARTICULARES BANNER