Los cazadores anuncian nuevas movilizaciones por la Ley de Derechos de los Animales

El sector cinegético se siente traicionado tras incumplirse el compromiso de excluir a la caza del proyecto de ley

manifestación cazadores 20M 2022
Vista parcial de la manifestación de cazadores y mundo rural del pasado 20 de marzo

La Real Federación Española de Caza (RFEC) advierte de que las federaciones de caza de todo el país iniciarán movilizaciones y volverán a llevar la «marea naranja» de cazadores a las calles, como ya ocurrió el 20 de marzo, si no se excluye la actividad cinegética del proyecto de Ley de Derechos de los Animales que el Consejo de Ministros del Gobierno de España aprobó el pasado 1 de agosto y que según dicen «supondría el fin de la caza al someterla a una gravísima situación de indefensión jurídica«.

A las puertas de la temporada de caza de la media veda, los cazadores de Calahorra se muestran dispuestos a secundar esta nueva movilización después de que el pasado mes de marzo acudieran a Madrid junto a otros casi 2.000 cazadores de La Rioja y miles de toda España formando parte de un contingente de 350.000 personas en una de las manifestaciones más multitudinarias de cuantas se recuerdan en la capital de España.

Los cazadores se sienten traicionados y aseguran que dirigentes nacionales del PSOE les han mentido: «El pasado 29 de marzo, tras una reunión de trabajo celebrada con la RFEC en su sede nacional, el PSOE se comprometió a excluir a los animales auxiliares de la caza del Anteproyecto de Ley de Derechos de los Animales. Por parte de los socialistas, a este encuentro acudieron Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE, y Juan Francisco Serrano, portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso de los Diputados. Precisamente, el propio Juan Francisco Serrano afirmó públicamente el pasado 23 de junio en una Jornada de Bienestar Animal, organizada por la Fundación Artemisan y El Mundo, que la postura del PSOE sería «que los animales auxiliares de caza queden fuera del borrador. No podemos comparar un animal auxiliar de caza como es el del medio rural con un animal de compañía como es el de una ciudad».

Sin embargo, en el texto aprobado posteriormente el 1 de agosto por el Consejo de Ministros no se excluye a la caza ni se tienen en cuenta estas consideraciones. «Este incumplimiento manifiesto de los compromisos adquiridos y la falta de respeto al sector cinegético» han generado una profunda indignación entre los cazadores de toda España, que se movilizarán contra un proyecto de Ley elaborado sin consenso y contra la deriva anticaza del PSOE.

Por todo ello, la comisión creada por la RFEC y las Federaciones Autonómicas está elaborando una hoja de ruta para coordinar las acciones reivindicativas a pie de calle que se celebrarán próximamente, a la vez que se recaba el apoyo de otros sectores ante el fuerte rechazo social que ha generado lo que califican como «ley animalista» que cuenta con la oposición del mundo rural, colegios veterinarios, científicos, ecologistas y conservacionistas y asociaciones y actividades unidas en torno a la naturaleza y los animales.

 

LA REVERSIÓN DEL MODELO TRADICIONAL

Las reivindicaciones de los cazadores no están motivadas únicamente por las afecciones de la ley a sus canes sino también por muchos otros aspectos que en resumen «quieren revertir las actividades tradicionales del campo –entre ellas la caza– para convertir la naturaleza en un parque de atracciones intocable para quienes viven en él y de él, destinándolo a un disfrute meramente turístico al servicio del urbanita y que está dando como resultado el abandono del medio natural y con ello su deterioro».

Así lo dicen los cazadores que ponen como ejemplo «los incendios que se han reproducido este verano por todo el territorio nacional, los cada vez más frecuentes y dañinos ataques de lobos a la ganadería, el creciente número de siniestros en las carreteras por la irrupción de animales, la posible propagación de enfermedades transmitidas por la fauna silvestre al ganado, así como los cuantiosos daños que la fauna cinegética causa en las explotaciones agrícolas, las infraestructuras de transporte, etc.

Para los cazadores, la muestra de que se pretende ignorar sus demandas está en que «se ha esperado a que España estuviera de vacaciones para tramitar el proyecto de ley con la menor respuesta social posible»; pero aseguran que esa respuesta llegará y será contundente.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE 2022