Los colegios públicos de Calahorra se someten a una profunda limpieza

Se contratará a cuatro personas más para reforzar el trabajo

Colegio Ángel Oliván
El colegio Ángel Oliván, uno de los tres colegios de propiedad municipal

El Ayuntamiento de Calahorra realizará “un importante esfuerzo económico” para ampliar de manera extraordinaria la limpieza de los centros escolares ampliando el servicio en los colegios públicos de Infantil y Primaria Ángel Oliván, Quintiliano y Aurelio Prudencio así como el Centro de Educación de Personas Adultas San Francisco.

Puesto que los edificios son propiedad municipal, es el Ayuntamiento el encargado de su limpieza. Esta se realiza mediante el contrato de limpieza de edificios municipales. La asunción por parte del Ayuntamiento de Calahorra de esta limpieza extraordinaria generará cuatro puestos de trabajo y supondrá un incremento del contrato por valor de 80.000 euros sobre una inversión prevista de 170.000 euros.

Así, se realizarán limpiezas frecuentes en los aseos y en las superficies en las que se realicen cambios de grupos de usuarios. El personal estará a disposición de los centros durante todo el curso escolar 2020-2021. Además, se mantendrán los turnos habituales de limpieza ordinaria.

“El servicio cumple el Plan de Contingencia aprobado por el Gobierno de La Rioja, pero además garantiza la limpieza durante todo el horario lectivo permitiendo abordar cualquier incidencia que se produzca durante la jornada lectiva”, señala el Consistorio.

Además, se dispondrá de una bolsa de 370 horas para la realización de refuerzos o servicios adicionales, sin concretar para atender las necesidades que puedan surgir. Todas estas tareas se suman a la adaptación a la situación de pandemia del contrato de edificios municipales así como a la limpieza y desinfección que el Ayuntamiento llevó a cabo en julio.

CLASES PARTICULARES BANNER