Los radares de control de velocidad comenzarán a sancionar el 14 de febrero

El porcentaje de infracciones detectadas en el periodo de prueba "es bajísimo y mayoritariamente de carácter leve", dice el Ayuntamiento que además considera que en el periodo de prueba "los conductores han sido conscientes de la velocidad a la que estaban circulando"

radar mediavilla
El radar instalado cerca de la curva de Mediavilla

El próximo lunes, 14 de febrero los radares instalados en el casco urbano de Calahorra estará operativos al 100%, según informa el Equipo de Gobierno. Se deduce así que a partir de entonces comenzarán a sancionar.

El objetivo de su instalación, según el Ayuntamiento es «prevenir accidentes por exceso de velocidad que han supuesto recientemente y de manera persistente un peligro para los vecinos de algunas calles».

Desde que el Ayuntamiento de Calahorra comprara estos aparatos, «se ha procedido a la instalación y correcta señalización de las 3 cajas de radar ubicadas en las calles Mediavilla, Avenida de la Estación y Carretera de Murillo«. Estas 3 calles son accesos al casco urbano en los que se encuentran 3 centros educativos y en las que, según la nota de prensa municipal, «se solía circular sobrepasando lo límites de velocidad permitidos holgadamente».

No obstante conviene recordar que la Policía Local dispone también de un cinemómetro (radar) instalable sobre trípode en cualquier punto de la red viaria local.

Del 26 de octubre al 7 de noviembre, la Policía Local de Calahorra realizó una campaña informativa sobre el control de velocidad en Calahorra. Así mismo, durante el mes de enero se ha comprobado la operativa de los radares y establecido el procedimiento para la tramitación de las sanciones. Este mes los radares han operado pero no se ha procedido a tramitar ninguna denuncia.

Los datos obtenidos permiten extraer diversas conclusiones que el Ayuntamiento interpreta así:

  • En primer lugar, la mera instalación de las cajas de radas en estas calles ha supuesto una mejora patente del cumplimiento por los conductores de los límites de velocidad establecidos.
  • Los datos demuestran que una gran mayoría de los conductores se ajustan a los límites de velocidad y que aquellos que sobrepasan los límites en estas calles cometen infracciones de carácter leve que no implican la retirada de puntos de carnet.
  • Del 0,3% de vehículos que hubieran sido sancionados, el 96% circulaban entre 30 [se entiende que más de 30] y 50km/h (sanción leve).
  • Únicamente un 4% de los infractores, es decir, un 0,012% de todos los vehículos que circularon por la calle, cometieron una infracción grave (por encima de 50 km/h) lo que les hubiese acarreado no sólo una sanción económica, sino que también implicaría la retirada de puntos del carnet de conducir.
  • La mayor velocidad detectada durante el mes ha sido en un vehículo que el 5 de enero circuló a 80km/h, lo que acarrearía una sanción de 600€ y 6 puntos de carnet (al estar limitada la velocidad a 30km/h)

«Si tomamos como ejemplo las infracciones registradas en el radar ubicado en la calle Mediavilla y los datos de tráfico medio registrados en la misma calle, únicamente el 0.3% de los vehículos que circularon por la calle Mediavilla durante el mes de enero superaron los límites establecidos para la tramitación de una sanción por exceso de velocidad», dice la nota municipal que señala que «el objetivo principal de apaciguar el tráfico de la calle, por tanto, ha sido logrado con creces».

Cabe recordar que en la actualidad la limitación de velocidad según la normativa de tráfico vigente se establece en 30km/h en el caso urbano a excepción de las vías de dos o más carriles por sentido de circulación; si bien en Calahora, disccrecionalmente, esta norma se ha aplicado también las las lles bebricio y General Gallarza. En el casco antiguo y calles establecidas como zona residencial la velocidad máxima es de 20 km/h.

El Ayutamiento de Calahorra dice «reconocer el esfuerzo realizado por los y las conductoras de Calahorra que han sido conscientes de la velocidad a la que estaban circulando por estas calles, motivo de preocupación en los centros educativos establecidos en las mismas y el esfuerzo por cumplir la normativa de tráfico».

BANNER GREENFRIDAY INVERFLOR