Microcréditos de Cáritas para personas en apuros económicos

Con devolución del importe sin intereses

caritas rueda prensa microcréditos

Cáritas La Rioja ha puesto en marcha un nuevo programa de microcréditos destinado a sostener temporalmente a personas que se encuentren en situación de necesidad.

En lo que va de 2020 Cáritas La Rioja ha ofrecido su ayuda a 1.555 familias con 8.269 lotes alimentarios y ha entregado 456.802 euros en ayudas económicas. “Si comparamos estos datos con los datos de las cuantías empleadas en el conjunto de 2019 (289.928 euros en total), nos da una visión de la situación crítica que vivimos. Vamos camino de doblar las cuantías entregadas y seguimos recibiendo solicitudes de ayuda”, ha comenzado explicando Fernando Beltrán, director de Cáritas La Rioja.

En este contexto además surgen personas con un perfil diferente al que habitualmente atiende Cáritas La Rioja. Esta pandemia ha hecho realidad una de las advertencias del último informe FOESSA. En él se hablaba de que existían en La Rioja 47.000 personas en situación de integración precaria, próxima a la exclusión. Personas que vivían al límite de sus posibilidades y que la crisis les ha dejado sin trabajo (temporalmente o de manera definitiva). Son personas que tienen la capacidad de sobreponerse a la adversidad y salir de esa exclusión, reincorporándose al mercado laboral, pero necesitan ayuda para poder hacerlo.

Para estas personas Cáritas La Rioja ha puesto en marcha un nuevo programa de microcréditos destinado a sostenerles temporalmente en esta situación de necesidad. “Caritas siempre va a prestar su ayuda a fondo perdido a quien más lo necesite, pero estamos en tiempos de adaptación e innovación. Es necesario encontrar nuevas fórmulas adecuadas al presente que estamos viviendo. Este sistema de microcréditos con devolución del importe sin intereses supone el salvavidas de muchas personas que se han visto abocadas a la escasez transitoria por falta de recursos”, ha señalado Fernando Beltrán.

Para esta primera fase del proyecto Cáritas La Rioja ha contado con la ayuda de MicroBank, que ha financiado 100.000 euros para comenzar con el proyecto. Asimismo, la entidad social ha destinado otros 20.000 euros y además el proyecto se encuentra en fase de recepción de otras colaboraciones. “Hasta el momento se han concedido 25 micropréstamos por un importe total de 29.995 euros. Los perfiles de las personas que se han acogido a este programa son personas en ERTE que están pendientes de recibir la ayuda, personas en la economía sumergida que han perdido sus trabajos y tampoco tienen posibilidad de ayudas públicas o personas que están en trámite del Ingreso Mínimo Vital o de la Renta de Ciudadanía. Son todas ellas personas que tienen la capacidad de reincorporarseal mercado laboral y recuperar su economía, pero necesitan un colchón temporal que les ayude a aguantar su situación de crisis”, ha continuado el director de Cáritas La Rioja.

Las personas que participan de este innovador proyecto para Cáritas La Rioja se comprometen a participar de forma activa en el servicio de orientación socioprofesional de la Agencia de Colocación de Fundación Cáritas Chavicar para la búsqueda o mejora de su empleo, según cada caso.

Al mismo tiempo, los receptores de estos microcréditos podrán contar con el acompañamiento de un voluntario para ayudarle a reconstruir su situación. “Una de nuestras trabajadoras sociales es la encargada de realizar la acogida y decidir, en base a un estudio de la situación del beneficiario, si es susceptible de participar en este programa o no. Pero también hemos formado un grupo de 27 voluntarios con experiencia en administración, abogacía o banca que se encargan de realizar el seguimiento y acompañamiento para que estas personas se sientan con la suficiente confianza como para recuperarse económicamente. Sólo tienen que ponerse en contacto e informarse en su Cáritas local”, ha profundizado el director de Cáritas La Rioja.

La mitad de las personas que han tramitado esta solicitud de microcrédito son personas en situación de ERTE, el 20% son personas que están pendientes de recibir una ayuda pública (bien Ingreso Mínimo Vital o Renta de Ciudadanía), el resto son mayoritariamente autónomos o personas en búsqueda de empleo. “En cuanto al tipo de ayuda, el 70 por cierto han solicitado este micropréstamo para cubrir gastos relacionados con la vivienda (alquiler, suministros o pequeñas reformas). El resto de ayudas se reparte en pago de deudas o conceptos más puntuales como el arreglo del coche para poder ir al trabajo.”, ha explicado Fernando Beltrán.

CLASES PARTICULARES BANNER