Muchas fiestas en la noche de Halloween y muchas flores en el día de Todos los Santos

La fiesta de Halloween, tradición importada por el cine americano, se ha impuesto totalmente en Calahorra, como se pudo comprobar en la tarde de ayer y durante esta madrugada.

Sirva como muestra la galería fotográfica de Antonio Sola (al final del texto), que muestra el ambiente de ayer, con disfraces de terror y muchas fiestas.

Para los niños y jóvenes se celebraron fiestas de disfraces en la sede de la Peña Riojana (organizada por La Calle 2000) y en el Centro Joven. También por la tarde se realizaron talleres en la biblioteca. Los mayores también se divirtieron en los bares de la ciudad, ya que algunos se decoraron para la ocasión.  También en casas particulares, como la ya famosa bajera de la calle Asturias, que un año más, se convirtió en la “Casa del miedo”.

Allí “las chicas de Halloween” ayudadas con algún que otro zombi, volvieron a aterrorizar a todo el que visitó la bajera.

Todas estas fiestas contrastan con las continuas visitas que están recibiendo estos días los dos cementerios de Calahorra, especialmente hoy, festividad de Todos los Santos.

Los cementerios de San Lázaro y de La Planilla están rebosantes de flores, porque muchas familias acuden para sentirse más cerca de sus seres perdidos, para limpiar sus sepulturas y para dejar unas flores, como forma de mostrar que no les olvidan.

Y todo ese trasiego de gentes en los cementerios viene a indicar que nuestra tradición de honrar en este día la memoria de nuestros seres queridos fallecidos continúa arraigada y seguirá conviviendo con esta fiesta pagana.

BANNER PLANTADECOR INVERFLOR