Ocho asociaciones y federaciones científicas y sanitarias critican los criterios directivos de la consejera de Salud

Advierten de que las decisiones erradas podrían tener negativas consecuencias sobre la pandemia y que no podrá culparse exclusivamente a la población

PCR Alfaro
En el aparcamiento de la Catedral se instalará un dispositivo especial de vacunación

La reorganización del Servicio Riojano de Salud está generando inquietud entre los profesionales del sector. Si días atrás la Asociación de Enfermería Comunitaria y más tarde el Colegio de Enfermería de La Rioja lamentaban las decisiones tomadas por la consejera Sara Alba, hoy son ocho asociaciones y federaciones profesionales científicas y relacionadas con la Salud las que muestran su preocupación por el giro en los criterios directivos.

Para hacer constar su disconformidad han remitido una nota de prensa en la que critican el decreto de estructura orgánica que se está elaborando y, como hicieran antes otros colectivos, manifiestan serias dudas e sobre los conocimientos específicos del licenciado en Comunicación Audiovisual que ha sido puesto al frente de la Subdirección General de Coordinación Socio-Sanitaria y Cuidados, hecho que según dicen les ha producido “perplejidad”.

Finalmente advierten de los trascendental de estas decisiones en el ámbito de la actual evolución de la pandemia, advirtiendo de que las consecuencias negativas que se deriven de las decisiones no podrán atribuirse sólo al comportamiento de la población.

El comunicado de prensa dice lo siguiente:

“Las Sociedades Científicas firmantes queremos trasladarle nuestra preocupación por el contenido del “Borrador de Decreto por el que se establece la estructura orgánica y funciones de la Gerencia del Servicio Riojano de Salud”, dado que en el mismo se plantea crear Subdirecciones de Cuidados Sanitarios en lugar de hacerlo como Cuidados de Salud, lo que supone, en sí mismo, un claro posicionamiento sanitarista, que contradice el propio Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitaria.

Por otra parte, entendemos que, en el contexto de cuidados que estamos viviendo, los mismos no merezcan tener una Dirección propia y diferenciada y que, como ha venido sucediendo, queden relegados a la subsidiariedad.

Así mismo queremos trasladarle nuestra perplejidad y total discrepancia con el reciente nombramiento, del hasta ahora jefe de su Gabinete, para la Subdirección General de Coordinación Socio-Sanitaria y Cuidados, en sustitución del anterior subdirector. Consideramos que el Sr. Vinagre, licenciado en Comunicación Audiovisual, pueda tener muchas cualidades, pero dudamos, por razones obvias, que las tenga sobre cuidados en general y profesionales en particular.

Consideramos, como ya le ha sido trasladado desde otros ámbitos científicos y profesionales, que dicha decisión, unida a las anteriormente mencionadas, van en claro detrimento del valor de los cuidados en un momento en el que tienen tanta trascendencia y puede suponer una importante merma en una gestión que requiere de unas competencias y conocimientos muy específicos y especializados. La actual evolución de la pandemia en La Rioja, por otra parte, viene a sustentar aún más si cabe lo que le trasladamos, no debiendo ser achacable la misma al comportamiento de la población exclusivamente”.

Firman la carta ocho asociaciones

– Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME)
– Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP)

– Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC)
– Asociación Española de Enfermería Pediátrica (AEEP)
– Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME)

– Asociación de Especialistas en Enfermería del Trabajo (AET)

– Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE).
– Sociedad Española de Enfermería en Geriatría y Gerontología (SEEGG)