Pello Latasa: “Las medidas antiCOVID adoptadas desde el 22 de enero han podido evitar más de 1.000 contagios y 27 muertes»

pello
Pello Latasa, director general de Salud Pública

«Los modelos predictivos de finales de enero con los que trabajan los expertos de Salud estimaban un impacto mucho mayor de la pandemia de no haber implementado el cierre de la actividad no esencial, así como la limitación de los contactos y la movilidad». Así lo explica  la Consejería de Salud, en una nota de prensa que recoge las declaraciones de director general de Salud Pública, Consumo y Cuidados, Pello Latasa, sobre la situación en la que se podría haber encontrado La Rioja de no haber tomado tan drásticas medidas.

Para poder predecir cómo evolucionaría la pandemia, la Consejería de Salud trabaja con una serie de modelos predictivios que se basan en el análisis de los datos de contagios y situación hospitalaria. 

“Según el escenario que dibujaban dichos modelos, haber tomado las medidas antiCOVID en vigor desde el 22 de enero, han podido evitar más de 1.000 contagios, que hasta 27 riojanos más hubiesen fallecido a consecuencia del virus y también que se hubiesen registrado en torno a 23 ingresos más en UCI”, asegura el director general de Salud.

Los modelos predictivos con los que trabajan los expertos de Salud para contener el impacto del coronavirus en la región apuntan también a que «el cierre de la actividad no esencial y la limitación de contactos y la movilidad en vigor habrían propiciado que más de un millar de riojanos no se hayan contagiado de COVID-19.

“Calculamos que han podido evitarse en este periodo más de 7.200 contactos estrechos entre la población de la comunidad. Cuando las medidas se adoptan, la incidencia baja; cuando las medidas no se toman, no se sabe lo que puede pasar”, sostiene Pello Latasa.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE