Personal de Urgencias se manifiesta por las carencias del Hospital de Calahorra

El Comité de Empresa de Fundación Hospital de Calahorra califica las medidas restrictivas presentadas hoy de "torpemente tardías" y se une a las críticas por el nombramiento de cargos en la Consejería de Salud sin formación técnica

protestas en Urgencias FHC
Personal de FHC en su protesta a las puertas de Urgencias con una concentración realizada hoy antes del mediodía

La plantilla del servicio de Urgencias de la FHC ha protagonizado hoy una protesta concentrándose a las 11,30 horas ante la entrada principal de este servicio para poner de manifiesto “la absoluta dejadez e incompetencia del Gobierno regional respecto del Hospital de la Rioja Baja”. Así lo dice el Comité de Empresa de Fundación Hospital de Calahorra en una nota de prensa a la que adjunta una carta del personal eventual de Urgencias.

A la misma hora que la Presidente del Gobierno regional, Concha Andreu, anunciaba el confinamiento Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto, los médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y el personal administrativo de las Urgencias de la Rioja Baja que se encontraban de turno en la mañana de hoy, han mostrado su “repulsa ante la absoluta ineficacia de su gobierno regional en la gestión de nuestros servicios sanitarios”.

Asegura el Comité de Empresa que “nada ha cambiado tras las reiteradas denuncias de la situación en que se encuentra el servicio de Urgencias de FHC (la total falta de planificación, el desgobierno desde la Consejería de Salud, la ridícula inauguración-fake de las obras de la ‘nueva Urgencia’ o la falta del equipamiento sanitario para el desempeño de nuestra labor asistencial): dichas carencias continúan persistiendo y siguen sin ser afrontadas por los actuales gestores políticos”.

La movilización de hoy se centraba, específicamente, en dos aspectos de enorme relevancia y gravedad: “La denuncia de las graves carencias de medidas de seguridad en el servicio de Urgencias (falta de cerramientos estancos de los boxes de observación) así como de la sangrante falta de personal”.

Los representantes de los trabajadores sanitarios creen que “no sólo se ha pecado de una total imprevisión (pues se sabía que tras la primera oleada vendrían sucesivas posteriores) sino que se muestran incapaces, ahora, incluso tardíamente, para reaccionar ante tales carencias, ignorantes de cómo subsanar su propia pasividad previa”.

En una dura nota de prensa acusan a las autoridades de que “no sólo no saben captar nuevos profesionales sino que parecen empeñados en ‘echar’ a los que aún resistimos” y ponen como ejemplo “el maltrato dispensado al personal temporal del propio Hospital”.

El comité habla de la “huida” de profesionales desde La Rioja a otros servicios de salud motivados “por los contratos basura de un mes ofrecidos por la FHC”. Señalan que Aragón, Navarra, País Vasco y Castilla y León “se hacen con nuestros profesionales ofreciéndoles algo tan sencillo como contratos por seis meses o un año”.

La conclusión del comité es que el Hospital de Calahorra “sufre una descapitalización y la pérdida de potencia y calidad asistencial, mientras en la Consejería de Salud y la Dirección de FHC, un ejército de cargos puestos/as a dedo sin mérito previo conocido incrementan el saldo de sus cuentas bancarias pese a su incompetencia y nulo desempeño”. El comité se uniría así a las críticas realizadas días atrás por hasta una decena de colegios y asociaciones profesionales del ámbito sanitario que mostraron su disgusto por el nombramiento de cargos en la Consejería de Salud sin formación técnica. 

Medidas “torpemente tardías”

Por otra parte, sobre la evolución de la pandemia, el Comité de Empresa de FHC opina sin ambages que “las medidas anunciadas hoy son torpemente tardías. Desde mediados de agosto –añaden– se viene advirtiendo del crecimiento de ingresos COVID-POSITIVOS, hasta llegar a  la actual situación de ‘transmisión comunitaria’ descontrolada, cerrilmente negada por Salud pese a unos datos epidemiológicos objetivos en la Rioja Baja peores que los de la comunidad de Madrid y una presión hospitalaria angustiosa que multiplica por dos la de Madrid y por cinco la media nacional, ante la pasividad y torpe ineficacia del gobierno regional y la Dirección del centro”.

Las medidas anunciadas hoy llegarían con un mes de retraso, según el comité que dice que “ahora pagamos todos -con nuestra salud- el desgobierno que padecemos en nuestra comunidad”.

Carta de los eventuales de Urgencias a la opinión pública:

“Os escribo en nombre de un pequeño grupo de enfermeros contratados que no por ello queremos solo representar a enfermería ni a nosotros mismos sino, a todo el personal de este hospital que está en las mismas condiciones que nosotros que no son pocos.

Nos encontramos en una situación que por sus características necesita de mucho personal sanitario. Bajas por infección, aumento de presión asistencial, aumento de servicios y estructuras… Nos consta que desde el principio de la pandemia y con escasa mejora en todos los meses que llevamos en ella ha habido o se ha referido desde las altas esferas una falta de personal sanitario para cubrir todas las necesidades que este, nuestro hospital, ha presentado y presenta. Hemos oído de la boca de la Directora de Enfermería que por ejemplo en urgencias no se podía ampliar mucho más el personal porque no se encontraban enfermeras o que a día de hoy faltan más de media docena de ellas para cubrir contratos.

Sin embargo y como buen hospital comarcal y pequeño los trabajadores somos como una gran familia. En particular el personal eventual que día a día y hora a hora (ya que horas metemos un montón) nos contamos nuestras penas y nos auto-apoyamos unos a otros. A día de hoy y con la situación de falta de encontrar personal de la que hacen lema para no contratar creemos que debes conocer nuestro pequeño resumen de situaciones.

Somos personal formado, la mayoría en muchos servicios del hospital (por no decir todos) y la mayoría con muchos años dedicados a este hospital. A día de hoy, y siento si me repito, no dejamos de oír “no tenemos enfermeras” cuando a cambio nos tienen con reducciones de jornadas ampliados si pero generando horas sobre nuestras ampliaciones… O lo peor de todo con contratos a punto de finalizar y con ofertas que no superan el mes de duración cuando las hay. Cuando no es el caso, bien conocido, de compañeras que ya han salido camino de otros hospitales con contratos de larga duración (hasta donde sabemos 3 compañeras) Hemos salvado la situación cuando ha sido necesario sin buscar una recompensa, si no la que nos merecemos justamente y sin embargo al final te encuentras esto…

Y todo esto nos lleva a nuestra pequeña conclusión… Tenemos dos opciones seguir callados y dejar que continúen tratándonos como simples números o coger nuestras pertenencias y huir a otro hospital a buscar unas condiciones más dignas que las que aquí nos ofrecen que son como poco irrisorias…

Somos humildes, amamos nuestra profesión y nos encanta desvivirnos por ella. Con esto solo buscamos comunicar la verdad vista desde nuestros ojos, buscamos un apoyo a que se dejen de (hablando rápido y pronto) reírse en nuestra cara y sobre todo buscamos unas condiciones medianamente básicas para que se nos convenza de poder seguir ejerciendo en este hospital… No nos importa ser parte de una unidad covid o recibir pacientes en una urgencia a medio terminar…

El hospital quiere encontrar personal? Aquí nos tienen señores dispuestos a todo pero por favor, somos eventuales no el trozo de papel pisoteado que nos sentimos a día de hoy.

Sin más asunto, aquí nos tenéis a todos para preguntarnos cualquier cosa o hablar con nosotros. Atentamente:

Un grupo de eventuales de FHC”