Proyecto Hombre atendió en 2023 a 494 personas con problemas de adicción

El número de jóvenes asistidos en el Proyecto Reconecta ha crecido un 39% en los últimos dos años, hasta representar este colectivo el 27% de los usuarios en tratamiento

memoria Proyecto Hombre 2023
El presidente (izda.) y el director (dcha.) de Proyecto Hombre, José Andrés Pérez y David García

Proyecto Hombre La Rioja ha presentado su memoria 2023. “Una memoria cuyos datos demuestran un incremento generalizado de atenciones en todos nuestros programas.  En el último quinquenio, el número de personas atendidas ha crecido un 26%. El lado positivo de esta cifra es que la ciudadanía confía en Proyecto Hombre La Rioja para superar las adicciones y que cada vez nos piden ayuda antes”, explicó ayer el presidente de la entidad, José Andrés Pérez.

En 2023, Proyecto Hombre La Rioja atendió a 494 personas con problemas de adicción, lo que supone un incremento del 8% respecto al año anterior. De manera global, el número de personas que recibieron apoyo, sumando a los usuarios y sus familiares, fue de 1.790, un 10% más que en 2022. En concreto, la entidad asistió a 734 familias.

banner entreviñas 2024 alargad0

El crecimiento continuo de los programas exige, año tras año, un mayor esfuerzo. Para responder a la alta demanda, la organización contó con el apoyo del Gobierno de La Rioja, el Ayuntamiento de Logroño, el Ayuntamiento de Calahorra y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. “Existe el pensamiento generalizado de que Proyecto Hombre está financiado íntegramente por las Administraciones públicas, pero no es así. Su financiación no alcanza el 60%. Por ello, son muy importantes el apoyo de organizaciones como la Fundación Alas de Mariposa-Luysa y Félix Revuelta, y por supuesto, el apoyo constante de Cáritas Diocesana La Rioja, así como de nuestros socios y donantes”, detalló José Andrés Pérez.

“En 2023, cerramos el ejercicio con un resultado negativo superior a los 60.000 euros. Para equilibrar el presupuesto de 2024, hemos tenido que hacer muchos ajustes, pero en ningún caso queremos que estos repercutan en la misión social de nuestra entidad. Por ello, hacemos un llamamiento a la solidaridad de todos los riojanos. Si creen en las personas y en su capacidad de superarse, que se unan al Club de las Segundas Oportunidades, el club de los voluntarios y donantes de Proyecto Hombre La Rioja”, ha enfatizado el presidente.

En esta línea, este domingo 7 de abril se celebrará la tradicional Jornada Diocesana de Ayuda a la entidad social. Durante este día, las parroquias riojanas realizarán una campaña informativa para difundir su labor y una colecta para propiciar un espacio donde desarrollar la solidaridad y poder canalizar ayudas económicas que contribuyan a su sostenimiento. “Desde aquí, queremos manifestar nuestro agradecimiento a la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño por respaldarnos, un año más, con esta iniciativa”, destacó José Andrés Pérez.

 

Crece el número de jóvenes atendidos

Proyecto Hombre cuenta con diferentes programas para el tratamiento de las conductas adictivas, con o sin sustancia, que son ofertados según las necesidades y la realidad de las personas que acuden al centro. El programa ambulatorio, donde reciben ayuda las personas que no necesitan un tratamiento intensivo y pueden seguir haciéndose cargo de sus responsabilidades (laborales, económicas, familiares…), atiende al 42% de los usuarios en tratamiento. El perfil más habitual de estos usuarios es: varón (81%), entre 31 y 50 años (61%) y consumidor de estimulantes (41%) y alcohol (33%).

El segundo lugar en relevancia lo ocupa el Proyecto Reconecta, donde en 2023 se recibió a 131 chicos y chicas, un 39% más que en los últimos dos años. Actualmente, este colectivo representa el 27% de las personas que reciben tratamiento en la organización. “Este dato es especialmente significativo porque en 2019 representaban el 15%. Su perfil más común es el de un chico (76%), de 17 años (33%) que consume cannabis (67%)”, explicó David García, director de Proyecto Hombre La Rioja.

Asimismo, ha señalado que dos sustancias preocupan especialmente: “El alcohol, sustancia legal, y el cannabis, muy normalizado, suponen la mitad de los ingresos a nuestros programas. Mirando al futuro, aún resulta más inquietante. Muchos adolescentes se emborrachan cada fin de semana y también son numerosos los adolescentes que consumen cannabis de forma habitual”. En este sentido, el experto puso el foco en la banalización y normalización que existe sobre su consumo: “Los mensajes acerca de los riesgos que conllevan no son contundentes y, en ocasiones, hasta se habla de supuestos beneficios. Estos mitos confunden a los más vulnerables, en este caso, nuestros menores”.

En cuanto a las conductas adictivas sin sustancia, como la ludopatía, la adicción al sexo o a los videojuegos, ha señalado que socavan la vida exactamente igual que las adicciones a sustancias: “En 2023, en torno al 10% de nuestros usuarios padecían una adicción comportamental”.

 

Aumenta la presencia de mujeres

Si bien los usuarios de los programas de tratamiento de Proyecto Hombre La Rioja son mayoritariamente hombres, destaca el incremento del número de mujeres atendidas. Las usuarias de los programas del centro de día, el centro residencial y el Programa Reconecta representaron, en 2023, el 22% de las personas en tratamiento; en 2019, suponían el 16%. “Las mujeres llegan con una mochila mayor. En muchos casos, cargan en exclusiva con la responsabilidad de educar a los niños, cuidar de sus personas mayores o enfermas, realizar las tareas domésticas y, además, responder con eficacia a sus obligaciones laborales. Por todo esto y los estigmas sociales, tienen mayores dificultades para iniciar el tratamiento. A veces tardan hasta 15 años en pedir ayuda”, comentó David García.

La entidad desarrolla en la región el Programa Helena con el apoyo de la Consejería de Salud y Políticas Sociales del Gobierno de La Rioja. En él ofrece tratamientos, tanto ambulatorios como residenciales, dirigidos por mujeres y para mujeres, especialmente para aquellas con cargas familiares y/o gestantes. Además, también apoya a las mujeres cuyas parejas sufren adicciones.

“En Proyecto Hombre La Rioja tenemos en cuenta todas sus singularidades y les ofrecemos un tratamiento diferenciado y específico. Entendemos que la perspectiva de género, en la que llevamos años trabajando, no es una moda sino una necesidad; una cuestión de derechos y de efectividad de las intervenciones”, ha señalado el director.

 

Prevenir y sensibilizar para llegar a tiempo

La prevención y sensibilización ocupan un lugar destacado en la labor de Proyecto Hombre La Rioja con el objetivo de impedir, reducir o retrasar los problemas derivados de conductas disruptivas, incluido el consumo de sustancia, tanto legales como ilegales. “En nuestra larga trayectoria, hemos comprobado que, impartiendo únicamente charlas en secundaria, muchas veces se llega tarde. Por eso, desde hace años hacemos un gran esfuerzo, con el apoyo del Gobierno de La Rioja, para alcanzar a la población escolar desde edades tempranas. En 2023, en nuestros programas de prevención y sensibilización participaron 4.285 estudiantes, un 128% más que el año anterior”, ha afirmado David García.

La entidad cuenta, dentro del Programa Joven Reconecta, con tres iniciativas. Con Juego de Llaves busca promover un estilo de vida saludable y prevenir conductas disruptivas en estudiantes de entre seis y 16 años. “No les hablamos directamente sobre adicciones, sino que trabajamos aspectos tan importantes como la gestión emocional y herramientas para saber decir ‘no’ –ha concretado el director–. En 2023, llegamos a 592 estudiantes de primaria y 2.895 estudiantes de secundaria”.

En el “Programa de uso crítico de las nuevas tecnologías de la información y comunicación”, el fin es promover entre los alumnos de 6º de primaria y 1º de ESO la prevención y/o reducción del manejo problemático de las nuevas tecnologías. En tres sesiones se aborda el uso de: internet y las redes sociales, los videojuegos y los juegos de azar. En él, el año pasado, se formó a 153 estudiantes.

Asimismo, en el “Programa de prevención selectiva Anclaje”, destinado a jóvenes especialmente vulnerables por encontrarse expuestos a más factores de riesgo asociados al abuso de drogas, la meta es fortalecer los vínculos positivos entre padres e hijos; favorecer una percepción de riesgo del consumo de sustancias; y potenciar el desarrollo de competencias personales, tanto en los padres como en los hijos. En 2023, 645 estudiantes recibieron información y fueron sensibilizados en este programa.

“Consideramos vital ofrecer formaciones de calidad a los profesionales y a los padres. Así puedan detectar de manera temprana conductas de riesgo y evitar que se conviertan en un trastorno adictivo donde sea imperativo el tratamiento de deshabituación”, explicó David García. Por ello, el director de Proyecto Hombre La Rioja hizo un llamamiento a los adultos: “No esperéis a que haya un problema grave. Llamadnos cuando tengáis la sensación de que algo se os escapa de las manos”.

banner el pollo del abuelo