Proyecto Hombre atendió en La Rioja a 1.630 personas durante el año 2022

Un 46% de ellas en programas ambulatorios y con un incremento del 27% en menores

presentación memoria 2022 Proyecto Hombre
Fernando Beltrán, presidente de Proyecto Hombre La Rioja (izda.); Mª Dolores Rioja, coordinadora de programas; y David García, director de la institución

Proyecto Hombre La Rioja ha presentado esta mañana su Memoria 2022 en la que queda reflejado que cada vez más la sociedad cuenta con esta institución dedicada a ayudar a personas con problemas de adicción y a sus familias pero en la que se aprecia también un preocupante aumento de menores que precisan de esta ayuda, con un incremento del 27% con respecto al años 2021.

El pasado año, Proyecto Hombre La Rioja atendió a 459 usuarios y 625 familias. El número total de personas atendidas (que incluye a los usuarios y sus familiares) se cifró en 1.630, lo que representa un 11% más que en 2021.

El crecimiento de los programas exige progresivamente un mayor esfuerzo a la entidad. Para ello cuenta con el apoyo de instituciones y empresas como el Gobierno de La Rioja, el Ayuntamiento de Logroño, el Ayuntamiento de Calahorra, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad o la firma Naturhouse.

No obstante, los donativos y las cuotas de los socios y la aportación de Cáritas Diocesana de La Rioja siguen siendo un soporte fundamental. En esta línea, este domingo 16 de abril se celebrará la tradicional Jornada Diocesana de Ayuda a Proyecto Hombre La Rioja. Durante este día las parroquias riojanas realizarán una campaña informativa para difundir su labor y una colecta para propiciar un espacio donde desarrollar la solidaridad y poder canalizar ayudas económicas que contribuyan a su sostenimiento. “Desde aquí queremos manifestar nuestro agradecimiento a la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño por sumarse un año más con esta iniciativa y a la sociedad en general, que nos sigue ayudando”, ha afirmado Fernando Beltrán.

Por otro lado, el presidente ha destacado los datos de la encuesta de satisfacción realizada a los usuarios, familiares y personas voluntarias. «Los grupos de familias dan en sus valoraciones una nota media de 9,3; los usuarios, de 8,9 y las personas voluntarias, de 8,3. Además, el 100% de las personas voluntarias recomendaría realizar voluntariado en nuestra entidad. Esto pone de manifiesto lo satisfactorio que es ayudar en Proyecto Hombre», ha aseverado.

 

Casi la mitad de los usuarios ha sido atendida en programas ambulatorios

Proyecto Hombre cuenta con diferentes programas para el tratamiento de las conductas adictivas con y sin sustancia que son ofertados según las necesidades y la realidad de las personas que acuden al centro. “En lo que se refiere a la intervención con personas adultas, el más conocido es el programa residencial, único recurso de este tipo en La Rioja. Por el contrario, quizá el más desconocido sea el que se desarrolla en el centro penitenciario de Logroño –ha explicado Mª Dolores Rioja, coordinadora de programas–. Queremos hacer hincapié en los programas ambulatorios ya que en los últimos años ha aumentado el número de personas con conductas adictivas que mantienen una vida familiar, laboral y social relativamente estable y que tienen la capacidad de mantener la abstinencia siguiendo un tratamiento de tipo ambulatorio. En la actualidad, el 46% de nuestros usuarios están incluidos en estos programas ambulatorios”.

Según los programas de tratamiento, la edad y el consumo o tipo de adicción, el perfil de los usuarios cambia. Entre los usuarios adultos, el perfil más habitual es el de varón (80%), entre 40 y 50 años (28,5%) y consumidor de estimulantes (41%) y alcohol (33%). «Resalta el incremento de mujeres atendidas en tratamiento, que pasa de un 15% a un 20%. Atendemos su problemática desde una perspectiva de género. Algunas de estas mujeres tienen hijos y el programa ambulatorio les facilita la posibilidad de seguir un tratamiento sin abandonar sus responsabilidades familiares”, ha detallado Mª Dolores Rioja.

Es importante destacar también en este punto la presencia de las adicciones sin sustancia o denominadas comportamentales (principalmente juego con dinero real, tanto on line como presencial). Del 2021 al 2022 ha crecido del 7% al 9%, lo que significa que este tipo de conductas adictivas sigue en aumento.

Asimismo, la entidad cuenta con un programa específico de Patología Dual destinado a personas que, además de conductas adictivas, sufren una enfermedad mental. “Y no podemos olvidar la importancia de los familiares (625 personas atendidas) como coterapeutas en el tratamiento. Por ello, disponemos de un programa de apoyo y formación que les dota de las herramientas necesarias para este propósito”, ha finalizado Rioja.

 

Prevenir y sensibilizar como herramienta de intervención temprana

Hoy Proyecto Hombre La Rioja es más prevención y sensibilización que hace unos años. «Consideramos vital sensibilizar a la sociedad sobre el problema de las adicciones, con información veraz y contrastada, y ofrecer formaciones de calidad a los profesionales y a los padres. Así puedan detectar de manera temprana conductas de riesgo y evitar que se conviertan en un trastorno adictivo donde sea imperativo el tratamiento de deshabituación», ha explicado David García, director de Proyecto Hombre La Rioja.

La entidad realiza esta labor a través del Proyecto Reconecta, donde desarrolla varios programas de atención y prevención para los más jóvenes y sus familias, todos ellos gracias a la concesión del Gobierno de La Rioja. Este trabajo se realiza en dos bloques, una intervención directa e individualizada con los menores y sus familias y, por otro lado, la prevención escolar.

«La intervención directa con menores de entre 14 y 21 años busca prevenir y/o reducir el consumo de drogas y otras conductas adictivas. Además, en esta intervención también tratamos de ayudar a los familiares, dotarles de competencias y habilidades. En muchos casos no es necesario que acudan los hijos, los padres son modelos de referencia y los mejores agentes preventivos. En 2022 trabajamos con 91 familias, 142 personas en total», ha afirmado David García.

El número de jóvenes atendidos en el Proyecto Reconecta crece año tras año: 63 en 2019, 72 en 2020, 94 en 2021 y 119 en 2022. El perfil de estos jóvenes es el de un varón (72%), de 17 años (30%) y consumidor de cannabis (68%). Entre los datos, destaca que un 21% tiene 15 años o menos y que un 5% acude por trastornos de la conducta.

De manera detallada, la sustancia más consumida por los menores es el cannabis (68%), seguido por problemas relacionados con videojuegos o juego patológico (10%), y un 7 % ya ha desarrollado problemas importantes de consumo de alcohol. «En este punto queremos alertar sobre la banalización y normalización que existe sobre el consumo de alcohol y de cannabis, con mensajes poco contundentes con los riesgos, a veces resaltando sus posibles beneficios, y que consiguen confundir a los más vulnerables, en este caso, nuestros menores. El elevado consumo de cannabis en los jóvenes (68%) y un análisis del consumo de alcohol y cannabis en los adultos (46%) nos revela que cerca de la mitad de los usuarios acuden a tratamiento por sustancias legales o ‘normalizadas'», ha destacado el director.

Por otro lado, además de esta intervención directa con los menores y sus familias, Proyecto Hombre La Rioja realiza una amplia labor de prevención escolar con la que este año ha llegado a 3.345 alumnos, tres veces más que el año pasado. Esta labor de sensibilización se realiza directamente con los alumnos en sus aulas o formando a sus tutores.

Para terminar, David García ha lanzado un llamamiento a los padres: «No esperéis a que haya un problema grave. Llamadnos cuando tengáis la sensación de que algo se os escapa de las manos. No es necesario que vengáis con vuestros hijos. Muchas veces, solo con acompañaros a vosotros, ya conseguimos que mejoren mucho las relaciones con vuestros hijos».

banner el pollo del abuelo