Objetivo: mejorar la accesibilidad en el casco urbano

El pliego no cita la escalinata de Dr. Fléming, asignatura pendiente en la supresión de barreras arquitectónicas

Calle Doctor Fleming Calahorra

La Junta de Gobierno Local del pasado martes aprobó contratar la redacción de un proyecto para la mejora de la accesibilidad en todo el casco urbano. El concejal Antonio León ha expuesto esta mañana los detalles en una rueda de prensa difundida mediante nota informativa. Según la misma, la redacción del proyecto tienen un precio de licitación de 19.612,68 euros

«Se trata de una apuesta definitiva y sincera por hacer de Calahorra una ciudad mucho más accesible, dado que mediante la licitación de este contrato se pretende intervenir sobre un mínimo de 85 pasos de peatones«, dice el Ayuntamiento que señala que de esta manera la práctica totalidad de los pasos de peatones cumplirán con los criterios de accesibilidad establecidos tanto en el Plan de Accesibilidad como en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Calahorra.

En la licitación de este proyecto se plantean dos zonas de actuación que tienen que ser definitivamente establecidas en el pliego. Por un lado, la zona del ensanche que corresponde al conocido como Barrio de San José; y por otro lado el entorno comprendido entre las calles Trastamara, Duques de Nájera, Obispo Arenzana, Achútegui de Blas y otros puntos de la ciudad. En todo caso, será el proyecto definitivo el que defina en cuántas zonas o lotes se debe dividir la actuación para garantizar una mayor eficacia.

En la actualidad, existen 26 pasos de peatones que no tienen rebaje alguno o que si lo tienen no resulta útil, tal y como sucede, por poner un ejemplo, en la calle José María Garrido en su cruce con la calle Asturias que carece de rebaje o en la avenida de Numancia con la calle Maestro Vives que tiene un paso rebajado pero que no cumple su utilidad.

Además, se prevé la creación de 26 nuevos pasos de cebra adaptados que faciliten la comunicación entre zonas que actualmente son inconexas. Esto sucede, por ejemplo, en los cruces entre las calles Sertorio y Aurelio Prudencio o entre las calles Obispo Arenzana y Santo Domingo de la Calzada.

Además, se prevé la adaptación completa de 5 zonas que actualmente no son accesibles. Un ejemplo importante es la calle Julio Longinos con carretera de Murillo.

Otro de los objetivos principales de este contrato es marcar las directrices para actuar en la accesibilidad en los colegios de la ciudad. En la actualidad se ha intervenido ya en los entornos de Teresianas, Milagrosa y Ángel Oliván, estas dos últimas actuaciones gracias a las recientes urbanizaciones de la avenida de Numancia y de la calle Eras. Por tanto, una de las prioridades del Equipo de Gobierno es actuar en los entornos de Aurelio Prudencio, Quintiliano, Agustinos y los institutos.

El importe estimado de las actuaciones previstas en el pliego de redacción del proyecto es superior a los 530.000 euros.

 

LA CUESTA DE DR. FLÉMING, ASIGNATURA PENDIENTE

Estas mejoras son necesarias y serán bienvenidas por la ciudadanía; sin embargo el Ayuntamiento de Calahorra tiene una asignatura pendiente en la accesibilidad de los peatones al nudo de las calles Grande, Mártires y Cavas desde Mediavilla, ya que el acceso a esta zona se hace a través de la escalinata de la calle Dr. Fléming (más conocida como Cuesta del Río) que supone una enorme barrera arquitectónica.

Este tramo dispone en varios tramos de escaleras en ambas aceras con una rampa absolutamente inútil e impracticable en uno de los lados, por lo que las personas con sillas de ruedas o carritos han de dar un rodeo por Bebricio o subir y bajar por la calzada reservada al tráfico rodado, con el riesgo que eso supone.

BANNER PLANTADECOR INVERFLOR