Rosa María Sandín presentó en la Biblioteca su novela «Última llamada»

La intervención de la escritora logroñesa sirvió como broche final del ciclo "Biblioteca activa"

Rosa María Sandín, escritoria riojana
Foto: Pablo Sola

La escritoria Rosa María Sandín Romano cerró ayer en la Biblioteca municipal Pedro Gutiérrez, el programa de «Biblioteca activa», ciclo que se ha venido desarrollando durante todo 2023 en el que los escritores riojanos han hablado «de tu a tu» con sus lectores en las diversas bibliotecas riojanas.

La invitada para este último encuentro vino a presentar «Última llamada», la tercera obra de su trilogía de novela negra, una interesante trama que se desarrolla entre Logroño y Pamplona y que protagoniza una abogada riojana.

Rosa María Sandín es licenciada en Filosofía y Letras, y en Neuropsicologia, un bagaje que le ha permitido recrear con maestría ese ambiente de misterio propio de la novela policíaca que la hace tan adictiva.  De hecho trabaja como criminóloga en colaboración con diferentes cuerpos de seguridad y otros profesionales de distintos ámbitos, lo que le permite sacar en sus novelas personajes y hechos reales sobre los que basar los sucesos.

digitalízate banner alargado

La autora protagonizó un encuentro en ambiente familiar y distendido. Comentó cómo fueron sus inicios en la escritura, que hoy se ha convertido en toda una pasión y que  compagina con su trabajo como profesora.

“Muerte en palacio” y “¡No fui yo!” son los dos primeros títulos de esta trilogía escrita por Sandín. Ambas han sido publicadas en segunda edición, y la tercera, «Última llamada», publicada en 2023 por Círculo Rojo ha agotado ya su primera edición en solo tres meses

Sinopsis:

Blanca, abogada logroñesa, realiza una visita al palacio de Pamplona, sede del Gobierno. Allí conoce casualmente a un hombre con el que entabla una cierta amistad. Pero el encuentro no va a ser fortuito y tampoco será el único. La letrada se verá envuelta en una trama que la absorbe y la lleva a querer descubrir la verdad del caso, aunque ello suponga acarrear riesgos y daños colaterales que lamentará profundamente.