Último paso antes de activar los radares: campaña de control de velocidad

Forma parte de las actividades previas a la puesta en funcionamiento de los radares y está dentro de las labores de formación previstas para los agentes de Policía Local

radar mediavilla

Los radares de control de velocidad se activarán pronto y aunque el ayuntamiento no precisa el día exacto, ha informado del inicio de una campaña de vigilancia por parte de la Policía Local de Calahorra, como paso previo a la puesta en marcha de estos sistemas de control.

Así, a partir de mañana, martes y hasta el domingo, 7 de noviembre, los agentes realizarán controles aleatorios de velocidad, identificando a aquellas personas que excedan los límites de velocidad e informándoles de las infracciones cometidas.

 

El límite de velocidad en Calahorra es de 20 km/h en vías con plataforma única, mayormente en el Casco Antiguo, y de 30 Km/h en el resto de las vías del casco urbano.

El exceso de velocidad podrá ser sancionado con multas entre 100 y 600 euros, con una pérdida de hasta 6 puntos del carnet de conducir, como máximo.

El Ayuntamiento ha seleccionado «los principales puntos negros donde se producen mayores excesos de velocidad para instalar las cajas para estos radares. A su vez, se colocará el radar móvil por diferentes lugares de la ciudad con el mismo objetivo», explica en una nota de prensa.

Atendiendo a esos criterios, el pasado mes de junio se instalaron tres puntos de control de velocidad: uno en la curva de la calle Mediavilla, otro en Avenida de la Estación y el otro en la zona del Sector B 5.

«El objetivo de esta campaña es mejorar la seguridad vial en nuestra calles y disuadir de las conductas que conllevan un exceso de velocidad», recuerda el Ayuntamiento.

 

 

CLASES PARTICULARES BANNER