Una ardilla en la calle Grande

ardilla en C_ Dr. Fléming copia
La "aventurera" ardilla fotogradiada junto a los vehículos estacionados en la calle Dr. Fléming

No hace muchos días traíamos a estas páginas el vídeo de un corzo grabado mientras deambulaba por el polígono Tejerías. La imagen de hoy no es muy distinta: un animal silvestre, impropio de zonas urbanas, fotografiado en la calle Dr. Fléming (cuesta del Río).

Se trata, como se puede ver en la imagen, de una ardilla roja (Sciurus vulgaris) que llevada por su curiosidad, su necesidad de alimento o su deseo de encontrar «nuevas tierras» se aventuró en la ciudad a la que seguramente llegó desde el parque del Cidacos, donde existe ya una colonia relativamente abundante de estos pequeños y vivarachos mamíferos.

Los desplazamientos se producen precisamente con más frecuencia en estos momentos en los que los animales buscan pareja o un lugar para establecerse fuera del territorio de otros congéneres.

La ardilla roja es muy adaptable y, procedente de ambientes puramente campestres de monte, se adapta sin problema a parques urbanos y zonas residenciales ajardinadas, aunque sólo ocasionalmente se aventura entre los edificios de la ciudad, las aceras o los coches aparcados como ha ocurrido en este caso.

Nos cuentan que nuestra protagonista llegó hasta la calle Grande y Mártires pero ante el peligro de que resultara atropellada, dos vecinos de Calahorra la «espantaron» en dirección de nuevo a la calle Dr, Fléming desde donde pudo volver al parque del Cidacos.

ardilla en calle Dr. Fléming 2