Una nueva pastelería para endulzar Calahorra

dulce en boca
Beatriz Tricio en su pastelería

En plena pandemia, cuando las pequeñas empresas están luchando por sobrevivir, surge una nueva iniciativa en Calahorra, la de Beatriz Tricio, que acaba de abrir una pastelería en la calle Ramón Subirán, 49 (esquina con José María Garrido)

Beatriz sabe que hay que ser valiente para emprender en estos tiempos, pero su nuevo negocio “Dulce en boca” es el resultado de materializar una ilusión mantenida durante mucho tiempo.

“Algunos pensarán que es una locura, dice, pero el proyecto de esta locura empezó antes de llegar la pandemia. Me hizo parar, estar a punto de tirar todo por la borda pero mi amor por estar entre dulces me hizo volver a retomar todo”.

Total, que lo retomó y abrió su pastelería “Dulce en boca” la pasada semana. Como es lógico, forzada por las circunstancias no hubo inauguración para poder invitar y recibir los mejores deseos de sus personas más cercanas, pero como recompensa ha recibido muchos clientes. El primer día “volaron”  los dulces que había preparado, así que para Beatriz fue una gran inauguración.

En “Dulce en boca” hay pastelería artesanal de todo tipo, tartas y galletas personalizadas y dulces varios, pero como valor añadido, se ofrece la posibilidad a las personas con intolerancias alimentarias de poder darse el “gustazo”, porque dispone de una zona y un horno destinado a hornear sin gluten y evitar así la contaminación cruzada.

Le preguntamos a Beatriz por el horario de la tienda, pero eso, como todo en un negocio que pretende salir adelante “me lo irá marcando los clientes”. Por ahora, de 8 a 13:30 y de 17:30 a 20 horas.