Vox: «El último desacuerdo entre PP-PSOE costará a Calahorra 15.433 euros»  

Este partido dice que se tendrán que abonar los intereses por el dinero solicitado por adelantado por el PSOE para unas obras que el PP no va a ejecutar

interior reloj Ayuntamiento
Las obras a las que el PP renunció "por su elevado coste" incluían el aislamiento de los torreones de la Casa Consistorial

El Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Calahorra ha emitido una nota de prensa en la que critica al Equipo de Gobierno del Partido Popular por la carga de intereses que ocasiona la renuncia a la rehabilitación de la Casa Consistorial. El partido que representan Maite Arnedo y Manuel de los Reyes cuantifica en 15.432,96 euros la cantidad que las arcas municipales tendrán que abonar en concepto de intereses al renunciar a los 622.004,08 euros que recibió en subvenciones para las citadas obras.

Según Vox, «el Partido Popular se dio prisa en contar que va a paralizar la propuesta socialista de rehabilitación de edificios públicos pero ha callado el detalle de que la paralización también va a costar una importante suma de dinero a los calagurritanos».

Según Vox, tanto el PSOE como el PP están «malgastando los impuestos y ahorros de los ciudadanos» con lo que ha calificado como «propuestas personalistas de continuo enfrentamiento» entre ambos partidos, propuestas que considera «vacías de contenido y de trabajo y de las que llenan todo de una palabrería que genera enormes costes a unos ciudadanos que ven cómo Calahorra languidece por la inacción de ambos partidos».

digitalízate banner alargado

A la portavoz de Vox, Maite Arnedo, y su compañero el concejal Manuel de los Reyes, «la gestión de este asunto y la trasparencia de cara a los ciudadanos genera considerables dudas, toda vez que los del Partido Popular han contado las cosas a medias».

«La última decisión del Partido Popular ha significado tirar 15.432,96 € –sigue diciendo Vox– al tener que pagar los intereses generados por la renuncia a los 622.004,08 euros de la subvención para la rehabilitación del edificio que alberga el ayuntamiento de Calahorra (subvenciones para la rehabilitación de edificios de titularidad pública -PIREP-)».

Para Vox el inicio del problema está en el adelanto de dinero que solicitaron en la pasada legislatura los socialistas: «En el afán del PSOE de venderse como una administración que captaba muchos fondos europeos mientras callaban que esa captación también generaba gasto para los bolsillos de los calagurritanos y necesitaban de un desembolso del dinero, optó por solicitar un adelanto de la parte de una inversión no comenzada y, además, ahora paralizada».

VOX añade que seguirá «apoyando las iniciativas que sean buenas para Calahorra y nos encontrarán de frente en todo aquello que no lo sea. Nosotros –dice para finalizar– vamos a seguir trabajando en esa línea desde la oposición, mientras el PP calagurritano ha escogido como socio prioritario de su gobierno a la izquierda comunista».