El Ayuntamiento de Calahorra autogestionará la recaudación de sus tributos a partir de 2022

Con el nuevo sistema de cobro se implantará el "pago de tributos a la carta"

Concejal Pilar Bazo copia
La concejal de Hacienda, Pilar Bazo

El Ayuntamiento de Calahorra comenzará a gestionar la recaudación de tributos municipales por sus propios medios a partir del año 2022. Así al menos lo ha anunciado hoy informando de que la Junta de Gobierno Local (JGL) del pasado lunes aprobó el expediente de contratación para la implantación y puesta en marcha de las aplicaciones necesarias para los servicios económicos municipales, que serán suministradas por T-SYSTEMS ITC IBERICA SAU.

Para entender este asunto hay que recordar que el cobro de los principales impuestos municipales –como el IBI o “contribución”– no lo viene realizando el propio Ayuntamiento sino el Gobierno de La Rioja. En realidad tampoco es el Ejecutivo riojano el que ejerce esta labor sino una empresa contratada por aquella administración.

Este cobro delegado cuenta con una ventaja y un inconveniente: el Gobierno de La Rioja adelanta dinero al Ayuntamiento de Calahorra mientras se tramita el cobro de impuestos; pero tiene un coste por la gestión de unos 235.000 euros, dinero que se resta del montante que Calahorra debería ingresar.

Los grupos municipales han debatido repetidamente sobre este asunto en los Plenos y prevén que –”según la experiencia de localidades vecinas que autogestionan el cobro de sus impuestos”– la formación y disponibilidad de personal y la adquisición de equipos informáticos para realizar el cobro, aunque tienen un elevado coste inicial, resultarán más económicos que mantener la gestión externalizada.

Así pues, el actual Equipo de Gobierno ha dado los primeros pasos para articular la infraestructura de cobro mediante el contrato por 25 meses de la empresa arriba citada. Los trabajos consistirán en la realización y ejecución de un proyecto para la transformación digital de los procedimientos municipales del servicio de recaudación. El coste total del proyecto ascenderá a 356.980,25 euros.

Según el Equipo de Gobierno, “el Ayuntamiento mantiene actualmente un sistema de gestión obsoleto, que no se ha renovado desde la implantación en el año 1999; y el servicio de recaudación de los impuestos más importantes y de la recaudación en período ejecutivo y apremio está externalizada mediante un convenio con la Comunidad Autónoma cuyas prestaciones no son óptimas”.

Así, “se renovarán los servicios económicos municipales compuestos por las áreas de Intervención, Tesorería y Gestión Tributaria que tiene como objetivo adaptar y modernizar los procedimientos administrativos municipales, ejercer con autonomía la competencia propia de recaudación de tributos municipales y mejorar la atención a la ciudadanía, implantando un sistema de pago de tributos a la carta”.

Este servicio, además, cumplirá con las obligaciones derivadas de la Ley 11/2007 de 22 de Junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos.

La concejalía de Hacienda tiene la previsión de implantar el cobro de los tributos municipales, impuestos, tasas y precios públicos, a partir de 2022 en tres fases en función del calendario de recibos en período voluntario actual del Ayuntamiento; e implantar a partir de 2023 el servicio de pago de tributos a la carta así como la recaudación en período ejecutivo y apremio.

PRESTACIONES AÑADIDAS

Pero aparte de esto, el contrato maneja otras prestaciones para facilitar la relación del Ayuntamiento con la ciudadanía, como el desarrollo más amplio de una carpeta ciudadana del contribuyente en la sede electrónica, la creación de un módulo específico de colaboradores que permita prestaciones específicas para asesorías y gestorías administrativas o la gestión de notificaciones en materia tributaria.

Además, este contrato “mejorará la eficacia de la gestión municipal y se va a ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía evitando trámites mediante la creación de un módulo de censos que permite gestionar las bases de datos “sectoriales” de Ayuntamiento, de tal manera que cuando se tramite algún procedimiento que afecte a un censo de una determinada área se actualice la información de manera automática en el resto”.

El Ayuntamiento añade que “se va a seguir avanzando en la mejora en la interoperabilidad con otras administraciones como la Agencia Tributaria, la Tesorería General de la Seguridad Social, la Dirección General de Tráfico o la Dirección General del Catastro entre otras”.

“El Ayuntamiento de Calahorra tiene capacidades organizativa y técnica suficientes para asumir esta gestión”, dice el Equipo de Gobiern, pero en cualquier caso “el proyecto cuenta con un plan de formación que incluirá las acciones necesarias para que todo el personal municipal implicado en estos servicios económicos desarrolle con garantías todas las tareas derivadas de la implantación de este importante proyecto de modernización”.