El ‘Bono Infantil’ amplía su cobertura y la convocatoria de ‘becas de movilidad’ se adelanta

Pilar Vargas, Emilio Izquierdo y Sara Alba
La directora general de Universidad y Política Científica, Pilar Vargas y el director general de Gestión Educativa, Emilio Izquierdo, junto a la portavoz Sara Alba

El Consejo de Gobierno ha autorizado esta mañana el gasto para la puesta en marcha de la convocatoria de ayudas a la Educación Infantil de Primer Ciclo (0-3 años) en La Rioja.

Estas ayudas, conocidas como Bono Infantil y dirigidas como concesión directa a las escuelas infantiles de la región, incluyen un gasto de 11.875.500 euros para el presente curso.

El director general de Gestión Educativa, Emilio Izquierdo, ha presentado esta convocatoria, con la que un año más “el Gobierno de La Rioja mantiene su compromiso con el primer nivel de la Educación, a través de una herramienta que garantiza el acceso a todas las familias en condiciones de igualdad y libertad, y sirve de apoyo al fomento de la natalidad y la conciliación”. Lo hace además en un contexto “de enormes dificultades a causa de la pandemia, lo cual no ha impedido sin embargo la ampliación de la cobertura este año al segundo curso en los municipios de más de 5.000 habitantes”.

La situación ha provocado que esta ayuda se articule ahora, con el curso ya iniciado, con lo cual se ha previsto un mecanismo para anticipar el 40% de las cuantías de los pagos.

Las ayudas que se van a convocar contemplan las mismas cuantías individuales máximas del curso pasado por alumno y mes de matrícula: 260 euros al mes en jornada mínima de 4 horas sin servicio de comedor, y de 350 euros al mes en jornada mínima de 4,5 horas con comedor.

“El Gobierno de La Rioja mantiene su compromiso con el sector, después de mantener el pago del Bono Infantil hasta el final del pasado curso y pese a la suspensión de toda actividad lectiva desde marzo, condicionada únicamente a que estos centros mantuvieran sus puestos de trabajo” informa el gabinete de prensa.

Becas de movilidad para universitarios

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha autorizado este miércoles a la Consejería de Desarrollo Autonómico el gasto relativo a la convocatoria de ayudas para realizar estudios universitarios fuera de La Rioja en el curso 2020-2021, con una cuantía de 960.000 euros.

Conocidas como becas de movilidad, estas ayudas financian una parte de los gastos corrientes de alumnos que cursan estudios universitarios de grado o equivalentes presenciales y que se encuentran matriculados en un centro o universidad española fuera de la comunidad autónoma.

La convocatoria de estas becas, que se publicará en los próximos días, se suma a las medidas que el Gobierno de La Rioja ha puesto en marcha durante este curso para garantizar el acceso a la formación y al talento de todos los ciudadanos y mejorar su nivel de cualificación, como ha explicado la directora general de Universidad y Política Científica, Pilar Vargas.

“La promoción del talento es un requisito fundamental para promover el desarrollo de la comunidad autónoma, un objetivo en el que la Universidad debe además jugar un papel protagonista”, ha apuntado. En esta línea se sitúan las ayudas sociales de permanencia en la UR y la implementación de una política de precios públicos que se ha concretado en la reducción de los precios de la primera matrícula de grado a niveles de 2011 y la congelación del resto de precios de grado y máster, la flexibilización en el pago de matrículas y la reducción de los precios de la EBAU en un 66 por ciento.

Para poder optar a las becas de movilidad los estudiantes deben estar realizando estudios que no se impartan con carácter presencial en La Rioja o no haber obtenido plaza en enseñanzas disponibles de forma presencial en la región por no alcanzar la nota de corte el curso académico en el que iniciaron sus estudios. Además, se establecen ciertos requisitos académicos y económicos, de renta y patrimonio familiar.

Este curso se han introducido en las ayudas dos novedades fundamentales, la primera de ellas el adelanto de la convocatoria a octubre. “El objetivo es que los recursos lleguen a las familias lo antes posible, algo especialmente importante en la situación actual”, ha explicado Vargas. “De este modo, se prevé que puedan estar resueltas, si todo va bien, en el mes de marzo”.

Por otro lado, se modifican los requisitos académicos, relajando las exigencias con el fin de dar acceso a las becas a un mayor número de estudiantes. Así, para primeras matrículas, desciende la nota mínima requerida en la prueba de acceso a la universidad o equivalente, de 6,5 a 5. Y, en segundos y posteriores cursos, para calcular el porcentaje de créditos superados no se tendrán en cuenta las asignaturas matriculadas que no hayan podido ser evaluadas al estudiante como consecuencia de la aplicación de las medidas derivadas del estado de alarma

En el curso 2019-2020, el presupuesto destinado a las becas de movilidad se incrementó en 225.800 euros respecto al año anterior. El número de becas concedidas fue de 723 y el importe por beca se situó en 1.336,11 euros, lo que supone un aumento del 30,75 por ciento (el año anterior fueron de 1.021,85 euros).