Los bomberos atajan un incendio junto a la N-232

Puede haber sido causado por una colilla encendida arrojada desde un vehículo

incendio N-232 1
Los bomberos han impedido que las llamas se extendieran hasta las instalaciones cercanas

Una colilla o una fuente de calor arrojada desde algún vehículo podría estar detrás de un incendio de pequeñas dimensiones que se ha declarado esta mañana junto a la carretera N-232, en el término del Recuenco, a la altura de bodegas Navarrsotillo.

Al lugar han acudido dotaciones de bomberos del CEIS Rioja que han intervenido rápidamente impidiendo que el fuego se extendiera más allá de una franja de 30 metros de longitud y 10 de anchura en la margen izquierda en dirección a Zaragoza.

El humo ha ocupado en parte la carretera impidiendo una visibilidad total por lo que los conductores han tenido que reducir su velocidad y extremar la precaución.

Aunque parezca mentira todavía es necesario recordar que está prohibido arrojar cualquier objeto a la carretera desde vehículos. Tanto más las colillas encendidas que con el viento reinante esta mañana, la reducida humedad en el ambiente y el calor prenden en la vegetación seca con gran facilidad. A este respecto conviene recordar la regla de «los treinta» en la que se general la mayor parte de los incendios: 30% de humedad en el ambiente, viento de 30 kilómetros por hora y temperatura de 30 grados centígrados.

Igualmente en el campo conviene extremar la precaución y no estacionar los coches sobre zonas de hierba o vegetación seca, especialmente si ésta tiene cierta altura y puede entrar en contacto con partes del coche muy calientes como el tubo de escape o el catalizador.

incendio N-232 2

banner mini-precio ropadefiestas.com