Concentración en los Centros de Salud y en FHC en repulsa por la agresión a una compañera

concentración centro salud

En un día gris y lluvioso, y con la tristeza de sentir que una compañera se encuentra grave, tras ser brutalmente agredida por su pareja, personal de varios Centros de Salud y de Fundación Hospital de Calahorra han salido al mediodía a manifestar su repulsa y su rechazo a la violencia por estos hechos y a expresar todos sus ánimos a la enfermera antes de guardar un minuto de silencio.

concentración por enfermera agredida
Consultorio de Autol

Esta mañana, se sabía que la enfermera, que fue ingresada en un centro hospitalario navarro, se encontraba estable dentro de su gravedad.

No podemos precisar si se ha celebrado en todos los centros de salud de La Rioja pero sí al menos en el de Arnedo,  en Fundación Hospital de Calahorra y en los centros de Salud de la zona básica de Calahorra. En el primero ha tenido lugar una gran concentración con la asistencia del presidente de Colegio Oficial de Enfermería de La Rioja.

También en Calahorra han sido decenas de personas las que han salido a la calle a pesar de la lluvia y en la fachada del Centro de Salud, han escuchado el manifiesto que ha leído  la trabajadora social Ana Isabel Guerra. Un  manifiesto para enviar su mensaje de cariño y apoyo a su compañera y familiares, y para alertar de la necesidad de una educación en igualdad que logre terminar con la violencia de género.

Este es el contenido íntegro del manifiesto leído en los centros de salud de la Zona Básica de Calahorra (Tudelilla, El Villar de Arnedo, Autol, Pradejón y Calahorra)

“Hoy es un día gris, estamos aquí para transmitir toda la fuerza posible a nuestra compañera y mandar y acompañar con ánimo y cariño a los familiares y amigos.

Una sociedad en la que existe desigualdad, es una sociedad desequilibrada, en definitiva, es una sociedad enferma.

La violencia de género ha sido y sigue siendo una de las manifestaciones más claras de la desigualdad, de la subordinación y de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. Desde el ámbito en el que nos encontramos, hemos de destacar que organismos como la Organización Mundial de la Salud, afirma que la violencia de género es un problema de salud pública además de constituir una violación de los derechos humanos y de las libertades individuales.

En la situación actual de pandemia los datos confirman, que las preocupaciones económicas sanitarias y de seguridad, las condiciones de vida limitadas, el aislamiento con las personas que maltratan, las restricciones de movimiento y los espacios públicos desocupados son factores que agravan e intensifican la violencia, hemos de estar alerta.

Cómo personal sanitario y no sanitario que trabajamos y formamos parte del equipo de Atención Primaria de la zona básica de salud de Calahorra, no miramos a otra parte, con este acto, venimos a condenar cualquier tipo y manifestación de violencia contra la mujer, no admitiendo ningún tipo de justificación y expresando la mayor de las repulsas.

La infancia, adolescencia y juventud son etapas vitales que pueden resultar especialmente vulnerables, por lo que han de ser objeto prioritario de estrategias educativas que incluyan la perspectiva de género.

Tanto la familia como agente principal de socialización, como los centros educativos son los escenarios ideales para generar el cambio.

Una educación  basada en la igualdad, el respecto, una adecuada autoestima, una buena gestión de emociones y el buen trato, es el sustento para construir una personalidad en la que no quepa la posibilidad de sufrir ni ejercer la violencia.

Por lo que la educación y la formación de profesionales son herramientas con las que tenemos que trabajar para prevenir e intervenir contra la violencia de género. Ante dicha violencia, actuaremos elocuente, firme y contundentemente.

No nos olvidamos de que el abordaje de la violencia contra las mujeres es una tarea común,  por lo que no podemos dejar de nombrar, destacar su trabajo e invitar a todas las instituciones servicios y organizaciones a ir de la mano para que entre todos y todas nos dirijamos a una sociedad más sana y más justa.