Importante operación de la Guardia Civil contra el tráfico de armas en La Rioja, Valladolid y Valencia

Cuatro personas han sido detenidas y se ha intervenido un arsenal

operacion Munich guardia civil tráfico de armas

Munición incautada guardia civil

La Guardia Civil, en el marco de la operación Munich, ha detenido a cuatro personas por delitos relacionados con el tráfico de municiones y tenencia ilícita de armas. Han sido intervenidos 6.760 cartuchos metálicos de varios calibres, 21 armas de fuego, 8,6 kilos de pólvora, 26 granadas de mortero y silenciadores, entre otros efectos, en seis registros realizados en las provincias de Valladolid, La Rioja y Valencia.

 

Según informa la Guardia Civil, la operación se inició en octubre de 2020 cuando los especialistas en tráfico de armas de la Jefatura de Información (UCE-3) de la Guardia Civil, en otra operación independiente, detuvieron en Madrid a uno de los principales traficantes de munición del país. Esta persona había vendido más de 36.000 cartuchos metálicos a través de internet por todo el territorio nacional.

 

Uno de los compradores que recurría a este mercado clandestino para surtirse de munición para armas que poseían ilegalmente era una persona residente en la provincia de Pontevedra. La investigación permitió descubrir que esta persona, además de adquirir munición al traficante detenido en Madrid, tenía otras fuentes de suministro, entre ellas dos personas residentes en la provincia de Valladolid que igualmente se estaban dedicando a la venta ilegal de munición por internet.

 

Estos dos residentes en Valladolid vendieron ilegalmente a lo largo de los últimos años grandes cantidades de munición por valor de más de 25.000 euros, incluida munición para armas de guerra.

 

Los agentes lograron identificar a varios de los compradores de estas personas de Valladolid desde las provincias de La Rioja y Valencia. Los identificados en estas últimas provincias destacaban por la gran cantidad de munición comprada y sobre los que se sospechaba que las habían adquirido para utilizarlas en armas de fuego que los mismos poseían ilegalmente.

 

Una vez identificados todos los implicados, a mediados de este mes de diciembre se practicaron seis entradas y registros en varios domicilios e inmuebles de las tres provincias citadas en los que se detuvo a un total de cuatro personas por los delitos de tráfico y depósito de municiones, depósito y tenencia ilícita de armas, y depósito de explosivos.

 

Numerosas armas y cartuchería incautadas

Han sido incautados 6.760 cartuchos metálicos de diferentes calibres, incluidos de armas de guerra, con 15 armas de fuego cortas y seis largas. Además 26 granadas de mortero, retiradas por los especialistas de Desactivación de Explosivos de Guardia Civil para determinar su estado de funcionamiento, o 8,6 kilogramos de pólvora.

 

También se intervinieron numerosas barras de cañón en bruto y cañones semi elaborados en proceso de fabricación y otros componentes esenciales de armas de fuego, dos silenciadores, 29 cargadores de alta capacidad prohibidos tanto de arma corta como larga, 2.600 pistones fulminantes y numerosos proyectiles y vainas o tres máquinas de recarga y accesorios para la recarga y fabricación ilegal de munición, un torno, fresadora y herramientas para la rehabilitación de armas inutilizadas y la fabricación artesanal de cañones con dichos fines, y 14.870 euros en metálico.

 

Tráfico de municiones

El tráfico de municiones es un fenómeno criminal íntimamente relacionado con el del tráfico y la tenencia ilícita de armas, ya que aquellos delincuentes y organizaciones que poseen y utilizan armas para sus actividades criminales han de recurrir al mercado negro ante la imposibilidad de acudir a establecimientos autorizados (armerías) para adquirirlas, toda vez que su comercio está regulado y restringido a personas titulares de la correspondientes licencias que únicamente las pueden adquirir en unas cantidades muy limitadas.

 

En los últimos 5 años el Servicio de Información ha desarrollado más de 120 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 491 personas detenidas y la incautación de 5.313 armas de fuego (muchas de ellas de guerra), 613.073 cartuchos metálicos, 739 kg de explosivos, más de 794.870 euros en efectivo provenientes de dichas actividades ilícitas; desmantelando 23 talleres ilegales de fabricación de armas y municiones.

 

La presente operación ha sido desarrollada por el Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra de manera coordinada con la Jefatura de Información (UCE-3). Se ha contado con el apoyo de la Sección de Información de la Zona de Valencia y los Grupos de Información de las Comandancias de Valladolid y Logroño, además del Servicio Cinológico (perros detectores de armas) y de las Unidades de Seguridad Ciudadana y Grupos de Desactivación de Explosivos de dichas Comandancias.

BANNER RIVER ALARGADO FEBRERO 23