Gabriela Jumbo lanza en Amazon «Mi hermano, totalmente Adrián»

Un alegato de "superación, de fortaleza, alegría y amistad" que puede servir de ayuda a los jóvenes, dice su autora

libro GABRIELA JUMBO

Gabriela Jumbo Cuenca es una joven universitaria de 29 años, cuya familia vive en Calahorra desde hace más de 20 años. Gabi, como así la conocen sus amigos, acaba de publicar un libro sobre la vida de su hermano Adrián, fallecido hace casi tres años en un trágico accidente de coche.

La autora nos habla de Adrián Jumbo Cuenca, un joven soldado, perteneciente al Grupo Logístico I. Escribe este libro como un homenaje hacia él «para que Adrián siga viviendo entre nosotros, siendo, además, una vía de sanación por su pérdida». Espera que su recuerdo y el ejemplo de su vida puedan iluminar y llenar de valentía a tantos jóvenes como él.

Tras conocer la noticia de su fallecimiento, su familia y allegados, descubrieron a un gran joven tratando de hacer el bien sin llamar la atención, luchando por ser «un santo de la puerta de al lado», como dice el Papa Francisco.

Adrián pasaba sus días como un santo de los lunes según Chesterton que, cuando le preguntaron quiénes eran los santos a los que tenía más devoción, respondió: “A los santos del lunes». -¿Y quiénes son esos santos? Le preguntaron. –Los santos del lunes -contestó- son aquellos que todos los lunes se levantan temprano para coger el tren e ir al trabajo, que vuelven a su casa todas las tardes tras haberse ganado el sustento de su familia, y que vuelven a hacer lo mismo el resto de los días de la semana”. Así, sin llamar la atención, viviendo una vida como la mayoría de los que leemos estas letras.

La historia de Adrián resulta ser una lucha y superación ante las dificultades que atraviesan los jóvenes y no tan jóvenes. Nos muestra cómo se puede irradiar la luz de Cristo en el trabajo, con los amigos, con la familia, sin hacer grandes malabarismos. Enseña la importancia de nuestra presencia ante los demás, el bien que podemos hacer aún sin darnos cuenta. La huella que dejamos en el de al lado, con una palabra amable, con un gesto de bondad, con nuestra alegría, es infinita.

Al conocer la vida de Adrián nos queda claro que nadie nos puede resultar indiferente. Como aconsejaba  Santa Teresa de Calcuta “Que nadie se acerque jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz”. Siempre podremos contribuir con nuestro granito de arena, y los demás también nos aportarán muchas cosas buenas. Hay que hacer el esfuerzo por educar la mirada para poder ver más allá, hasta llegar a descubrir que “Lo esencial es invisible a los ojos”, como dice Antoine de Saint-Exupéry en su libro “El Principito”.

Nos encontramos frente a un joven deportista, un corredor imparable, como muy bien refleja la portada del libro. El deporte fue su mayor medicina para superar tantas piedras y curvas con las que nos encontramos en carretera de la vida.

El libro llamado “Mi hermano, totalmente Adrián” trata de reflejar la vida auténtica y normal de un joven. Describe una lucha de superación, de fortaleza, de alegría y amistad. Anima a coger las riendas de la vida con decisión y coraje porque nos recuerda que merece la pena vivir.

El testimonio sobre la vida de Adrián se hace desde un enfoque profundamente cristiano en el que se puede ver cómo unos padres unidos, apoyándose en la fuerza de la oración, afrontan el dolor y la pérdida.

Así nos lo relata Gabi que nos invita a leer el libro, confiando en que pueda hacer mucho bien a quien logre tener entre sus manos la vida de su hermano Adrián.

«Mi hermano, totalmente Adrián» se encuentra en la plataforma de KDP de Amazon a la que puede acceder directamente a través de este enlace.

 

 

BANNER DIA DE LA RIOJA