Tras una cosecha de “excelente calidad”, Aldeanueva de Ebro presenta las primeras añadas de Rioja

vinos aldeanueva de ebro presentación

Ayer fueron presentados los primeros riojas de la añada 2020. Y como es habitual se hizo en Aldeanueva de Ebro, localidad de algo más de 2.700 habitantes, que tiene la peculiaridad de presentar las primeras añadas de Rioja por ser la primera zona de la Denominación en comenzar la vendimia.

La sala Entreviñas, de Aldeanueva de Ebro, sirvió  de escenario para el acto de presentación que corrió a cargo del enólogo José Luis Tello, director técnico de Viña Herminia.

En total se presentaron 24 vinos de 15 bodegas elaborados con 7 variedades diferentes: Garnacha blanca, Tempranillo blanco, Chardonnay, Viura, Garnacha rosado, Garnacha tinta, Graciano y Tempranillo tinto.

La cosecha 2020 se ha caracterizado por lluvias abundantes en primavera, temperaturas elevadas de 30-32 grados en verano, noches frescas a finales de agosto y ausencia de lluvias en vendimia, todo lo cual ha permitido mejorar la calidad de la uva y ha  propiciado una cosecha de excelente calidad.

En esta vendimia de 2020, la cosecha también ha sido abundante. Se han recogido 401 millones de kilos de uva en la D.O.C. frente a las 385 millones del año anterior. Se ha recolectado en 66.000 hectáreas de viñedo, de las cuales un 10 por ciento (6.000 has.) pertenecen a viticultores de Aldeanueva de Ebro (con plantaciones en Alfaro, Aldeanueva y Autol).

En referencia a estas cifras el alcalde del municipio, Ángel Fernández, señaló que “somos el pueblo que más aportamos a la Denominación de Origen Rioja, contando a La Rioja alavesa, La Rioja navarra y La Rioja en sí”.

Esta zona es un enclave excepcional para las viñas porque los terrenos están inclinados hacia el río Ebro, están protegidos contra las heladas y ofrecen distintas variedades de suelo. Todo ello permite obtener uva madura desde el inicio hasta el final de la vendimia con excelente calidad, según explicó el técnico.

COVID-19 Y VENDIMIA

El COVID ha obligado a adoptar rigurosos protocolos de trabajo para garantizar la seguridad de los trabajadores. Sin embargo, La Rioja Oriental ha unido los avances de la viticultura de precisión y de la enología para conseguir regularidad en la producción de uvas de alta calidad.

Según el enólogo de Viña Herminia, José Luis Tello, “calidad y regularidad es siempre una apuesta segura. La viticultura y la enología son punteras, aquí están perfectamente adaptadas y con una mínima intervención muy suave se permite obtener vinos de gran calidad”.

Las bodegas de Aldeanueva de Ebro han apostado este año por los vinos blancos, perfectamente alineados con los gustos del mercado. Son vinos aromáticos, frescos, algunos más ligeros y otros más persistentes.

En tintos de mantienen las bondades del terroir con notable intensidad, color y aroma.

Según Tello, “los blancos están ahora para disfrutarlos mientras que los tintos de guarda empezarán a dar la cara a partir de la primavera“.