Calahorra festejó a San Antón, una tradición que continúa fuertemente arraigada en esta ciudad

degustacion hogera san antón
Reparto de patatas en la Hoguera de San Antón

Había muchas ganas de retomar unas tradiciones tan antiguas como las que rodean a la festividad de San Antonio Abad. Su cofradía, que desde hace 274 años viene organizando los mismos actos en honor al patrono, no pudo hacerlo, por la pandemia, ni en 2021 ni en 2022. De ahí, que este fin de semana, tanto la quema de la hoguera el sábado, como la rifa, procesión y bendición de animales del domingo, tuvieran una respuesta extraordinaria.

Así lo comentaba el mayordomo de la Cofradía de San Antón, José Antonio Barco,  quien explicaba que  la buena respuesta recibida a la convocatoria de la Cofradía de San Antón se pudo ver ya en la hoguera:  no sobró nada de los 165 kilos de patatas que se asaron en la hoguera, ni de los 50 kg de mandarinas y ni de los 30 litros de vino que se ofrecieron, ni de las dos cajas de chocolatinas.

Mucho público en la hoguera que se quemó en la plazuela de San Antón y aún más al día siguiente, domingo, en la parroquia de San Andrés donde se ofició una misa, con el templo lleno de fieles acompañados por sus mascotas. Después de la misa y una vez en la calle, el párroco bendijo a los animales.

Antes de esta bonita tradición, llena de ruido y algarabía, tuvo lugar en la sala capitular la asamblea de cofrades. En ella se exponen las cuentas de la cofradía, y el destino para el que se ha empleado el dinero de los cofrades, siempre para ayudar a colectivos de esta ciudad. No faltó la tradicional rifa de los roscos, cordero y «gorrín», cuyos números agraciados han sido los siguientes:

Gorrín: 553

Rosco: 991

Cordero: 637

Roscos: 423

Roscos: 279

El número agraciado con el cordero  (rifado solo entre los socios) ha correspondido al 4.992

 

Milagros Gutiérrez, próxima mayordoma

En la asamblea también se designó a la persona que ostentará en 2024 el cargo de mayordomo. Será Milagros Gutiérrez Peñalba, con domicilio en calle Pastores. A ella le corresponderá ofrecer el próximo año el aperitivo que ha dado este año su predecesor, José Antonio Barco.

A propósito del relevo, Barco explicó a los medios de comunicación que la cofradía llevaba unos 25 años «con debates sobre la posibilidad de abrir a las mujeres el cargo de cofrade mayor (o mayordomo). Se pidió incluso a Roma, hasta que finalmente se concedió en 2016. Desde entonces la preside un año una mujer y al año siguiente un hombre».

También comentó Barco la buena salud de la que goza esta cofradía que a pesar de ser tan antigua no deja de recibir nuevos cofrades.

«Son más de un centenar y lo más interesante es que se incorpora gente joven», declaró Barco,  quien no podía ocultar el orgullo de pertenecer a una cofradía tan tradicional de Calahorra y de la que solo conocemos sus actos de cara al público, pero que también realiza una encomiable y callada labor con aportaciones económicas a distintos colectivos que necesitan de ellas.

Las fotografías de Antonio Sola muestran algunos momentos de los actos del fin de semana:

 

 

BANNER RIVER ALARGADO FEBRERO 23