¡Cero ingresos, cero impuestos!

Comercio, hostelería, peluquería, gimnasios y centros deportivos dicen “No somos culpables” y exigen que se les permita trabajar o se les exima de impuestos

cartel protesta

“Cero ingresos, cero impuestos” es el mensaje que se puede leer en los carteles firmados por la Hostelería y las asociaciones comerciales Actiba, Bebricio 39, Calahorra Ciudad Comercial, y de otros colectivos no asociados como son los peluqueros, los gimnasios y los centros deportivos.

Comercio, hostelería, peluquería, gimnasios, y centros deportivos se han puesto de acuerdo para expresar públicamente su protesta por el cierre obligatorio a “a las bravas” de los establecimientos no ensenciales.

Todos estos sectores se han sumado hoy al de la hostelería y peluquerías que llevan ya tiempo protestando y han adherido sus ‘marchamos’ a un cartel que se puede ver en algunos escaparates de Calahorra y que circula por las redes desde las 12 del medio día, momento en el que se habían puesto de acuerdo para lanzar el mensaje y difundirlo en sus muros.

En su cartel dicen “No somos culpables” y lanzan un mensaje de una lógica  aplastante: “CERO ingresos CERO impuestos. Nos cierran pero seguimos pagando. NECESITAMOS TRABAJAR”

Según hemos podido saber, dos localidades cercanas como son Alfaro y Arnedo se han manifestado esta mañana en sus céntricas plazas de España para protestar por un cierre obligatorio para el que no se ha dispuesto previamente un mecanismo legal que exima de las cargas impositivas a quienes deben cesar su actividad.

En Calahorra han optado por hacerlo a través de las redes para no contravenir la normativa que impide agruparse pero los ánimos están caldeados.

No se puede entender que se decreten medidas tan drásticas como el cierre de un negocio y se pretenda que las familias deban seguir abonando su cuota a la seguridad social y otras cargas asociadas a un negocio en funcionamiento.

Los alquileres y los suministros pertenecen al ámbito privado, pero los impuestos y las cuotas a la seguridad social pertenecen a la Administración  que debe responder en consecuencia a sus decretos de cierre.